FÉLIX GUZMÁN (1923 - 1943)

La extrema pobreza en la que vivía le hizo pensar a Félix Veglio Schopenhauer (o Helglei) en que sería la práctica del toreo, la que le pudiera sacar de la inopia en la que vivía con su hermana y su madre, que a base de privaciones, de abandono del padre de sus hijos, le obligaba a lavar ropa ajena de los vecinos del barrio de la Barranca del Muerto, en Mixcoac, D.F. Pero esa misma extrema pobreza en la que vivían hizo que la madre empezara por perder la razón, y era común para los habitantes de esa parte de la Ciudad de México, verle caminar por las calles hablando sola, cuando se trasladaba de su humilde habitación que consistía en una choza cubierta con láminas de cartón y piedras encima del techo para evitar que alguna ráfaga de viento se lo llevara de esa humildísima vivienda, cuando salía  rumbo a la casa de algunos de ellos que accedían a tomar sus servicios.


Desde luego su apariencia andrajosa, ocultaba quizás una belleza, de pelo rubio y ojos azules. Era muy alta, delgada, aunque su mirada extraviada y su aspecto de limosnera no causaba mucha confianza, pues además se expresaba en español con una dificultad manifiesta, dado su origen alemán y eso a veces era un impedimento de comunicación con el vecindario en el que habitaba aunque algunas almas caritativas, le daban el trabajo que lo hacía bien. Y el 29 de julio de 1923, trajo al mundo a un hijo de bella presencia y cabellos rubios, nació pues en el taurinísimo barrio de Mixcoac en donde nacían los toreros o se hacían en él. Y Félix, andando el tiempo y mirando la extrema pobreza en la que vivía, se decidió a hacerse torero por amor a su madre y a su hermanita menor. Y así cuando apenas contaba con 16 años de edad, vistió por primera vez el traje de luces en la plaza de Tehuacan, Puebla; en calidad de banderillero el 1° de octubre de 1939. Teniendo amigos que deseaban ser toreros, no fue raro que se enrolara con ellos y en alguna tarde fue a dar a la placita "Ford" de por la Calzada a la Villa de Guadalupe y ahí poco a poco se hizo notar por su extremo valor y decisión en lo que hacía, aunque carente de la técnica adecuada. Sin embargo ahí se hizo un ídolo al lado de Luis Procuna Montes "El Berrendito de San Juan", de Fernando López "El Torero de Canela", de Rafael Osorno aquél que se inmortalizara pegando 45 naturales seguidos a un astado llamado "Mañico" y de otros novilleros que llegaron luego a ser famosos toreros en México, D.F. El empresario de la Plaza de Toros "El Toreo" Anacarsis Peralta "Carcho" para sus amigos;  asistía con frecuencia a ese lugar en donde entrenaban y jugaban al toro incipientes chamacos que deseaban ser matadores de toros y de entre ellos destacaba Félix que en su palmarés, por aquellos años ya contaba con treinta festejos toreados y fijándose en él, se lo llevó a la Plaza de Toros "El Toreo" de la Colonia Condesa en la capital del país y lo debutó allá el 13 de junio de 1941, bautizándole como "Félix Guzmán" .De esa manera y con su deseo de ser, pronto se distinguía por su valor y entrega, convirtiéndose a poco en un ídolo de la afición taurina de la capital del país, repitiéndolo el empresario por sus actuaciones en plan grande y pronto era el torero favorito de México. Y desde luego la gente que le quería bien, en una tarde de esas en la que había realizado un faenón a un toro de la ganadería de Caltengo, la afición no se conformó con obligarle a dar la vuelta al ruedo en el coso, sino que fue por él al ruedo y lo trepó al tendido en donde de brazo en brazo, y como algo inusitado y nunca más visto,  dio; cargado así la vuelta a la plaza en medio de la euforia general. Pero; carente de la técnica necesaria que aprendía a trancos, en cada actuación; de la misma manera sufrió varias cornadas graves, una en el vientre, otra en la boca, pero; como era un novillero muy taquillero  el empresario iba y lo sacaba materialmente con las heridas aún sin sanar, para ponerlo a torear en otro festejo, lo que nunca debió de aceptar su apoderado "El Chato Armilla". Y el tiempo pasaba y su vida transcurría así y a su lado pasaron en triunfo los Luises Procuna y Briones, Antonio Velázquez, Rafael Osorno, Juan Estrada y otros. Y aquél 30 de mayo de 1943, reapareció aún herido en el coso de la Colonia Condesa alternando con Pepe Luis Vázquez el de Matehuala, S.L.P. y con Arturo Fregoso en la lidia de astados de la ganadería de don Heriberto Rodríguez.  El astado llamado "Reventón" muy apenas estiró el cuello y le pegó una cornada en la ingle, sin que gran parte del público se diera cuenta, pues la cornada no era aparatosa ni el momento fue de tragedia.
El chaval siguió toreando impertérrito y en esos momentos nadie intuía que tuviera a la postre tan graves consecuencias. Le metió la espada al toro y por su propio pié se fue caminando a la enfermería de la plaza. Tenía una cornada de 15 centímetros en el Triángulo de Scarpa de la que se dijo tardaría no más de quince días en sanar, salvo complicaciones, según decía el parte médico. Pero; éstas llegaron, y mucho se dijo después si había sido un descuido de los médicos, el caso es que se presentó la septicemia gaseosa que pronto minó su débil organismo y 76 horas después de ser corneado, moría el simpático y juvenil torero. El terrible torrente de mala suerte que le deparaba el destino, no fue soportado por su señora madre que enloqueció, perdió la razón... ¡Un triunfo sensacional que se pagó a un precio demasiado alto!

 

El ilustre cronista Juan José de Bonifaz Ybarra refiere de esta víctima de la fiesta, que << hijo de alemán e italiana, apellidado Helglei y nacido en Mixcoac (México), figuró siempre en los carteles con el nombre artístico de Félix Guzmán. El 30 de mayo de 1943 torea, junto al azteca Pepe Luis Vázquez y Arturo Fragoso, en la plaza de El Toreo de la capital mexicana. El astado corrido en cuarto lugar, el cárdeno “Reventón”, de la divisa de Heriberto Rodríguez, le hiere en el triangulo de Scarpa del muslo izquierdo y, aunque el correspondiente parte facultativo no es alarmante, fallecería en el sanatorio del doctor Ibarra el siguiente 2 de junio de 1943, al presentarse una septicemia. "

Foto que ilustra ya muerto al infortunado diestro "Félix Guzmán"

Nos cuenta el respetado y muy querido historiógrafo taurino español, don Rafael González Zubieta (el Zubi) en una muy completa editorial de su autoría titulada "Félix Guzmán: La efímera y trágica gloria de un novillero a 70 años de su muerte", que Félix Guzmán pudo ser un matador de toros de los que marcan una época, incluso de haber vivido unos años más podría haber competido con Manuel Rodríguez “Manolete”, pero por desgracia sólo quedó en un valiente novillero que perdió su vida en la plaza del Toreo de la Condesa en México, tras la cornada de "Reventón", un novillo de Heriberto Rodríguez. Su paso por esta profesión dejó honda huella en la memoria histórica de la Tauromaquia mexicana. Tanto, que sesenta años después de su desaparición, su recuerdo aún sigue latente en el pensamiento y en la memoria de los que le vieron torear y en las crónicas taurinas de su país, por su hondo sabor del toreo dramático e infantil de un crío payo, guapo y rubio, que armaba la revolución cada vez que se vestía de luces. Que además tenía pasta de figura y que pago con su vida el intento inconformista de romper con el destino negro que desde un principio le marcaron los hados. El público y la prensa capitalina, tan dados a bautizar de manera especial a sus toreros, le señaló como "El Torero Niño". La infancia de Félix Guzmán fue difícil, triste y miserable. Su carrera taurina, efímera pero brillante. Toreaba de forma impresionante, con mucho valor, pero pocos recursos, por lo que su toreo resultaba emocionante y angustioso. Los públicos le veían siempre cogido y lo tachaban de inexperto. Pero lo cierto es que causaba sensación una tarde sí y la otra también. Su arte era dramático, con chispazos de pureza clásica, era una auténtica bomba en manos de un chiquillo indoctrino, irresponsable y arriesgado. Su verdadero nombre era Felice Kutmann Schopenhauer y nació en Mixcoac (México) el 29 de julio de 1923. Murió con diecinueve años, casi veinte, casado con su mujer, Carmen Rovira, embarazada de un hijo que finalmente nacería muerto.

El filósofo y pensador alemán Arthur Schopenhauer tenía una visión pesimista y desencantada de la existencia humana. Pensaba que la vida es dolor y que el tedio y el aburrimiento era la base de la sociabilidad de los humanos: “el tedio –decía el filósofo alemán- hace que los hombres, que se aman tan poco entre sí, se busquen incitados por el deseo, lo que produce la cohesión”…. También predicaba en su obra lindezas como que las mujeres eran seres inferiores: “pelos largos ideas cortas…” venía a decir. Nunca se hubiera imaginado el pensador de Danzig (Alemania) que su propio pesimismo impregnaría genéticamente la vida taurina de su sobrino nieto Felice Kutmann Schopenhauer, que vivió en los ruedos la gloria y la tragedia, nunca el tedio, precisamente.

Félix Guzmán, era hijo de padre italiano y madre alemana (hija de un hermano de Arthur Schopenhauer), españolizó fonéticamente su apellido Kutmann cambiándolo en los carteles como Guzmán. José Mª de Cossío dice en su enciclopedia que el apellido de Félix era Heglei, y que era hijo de padre alemán y madre italiana. Ignoro de dónde sacó Cossío estos datos, que yo he recabado de la propia bibliografía mexicana. En todo caso, Félix Guzmán era un joven de tez pálida, pelo rubio y rizado, nariz afilada, tez marmórea y bien parecido. Un ario. Sus rasgos de tristeza infantil, le valieron el apodo del público mexicano de “El Torero Niño”. Su madre, una mujer rubia y alta, desgarbada, de ojos claros, con rasgos típicamente arios, marcó desde niño a Félix, pues se crió en la más absoluta pobreza. Su madre era pobre de solemnidad. Lavaba ropa por horas por las casas y fregaba suelos. Su única esperanza para salir de la miseria era la carrera taurina de su hijo. Los días de corrida, cuando toreaba Félix Guzmán, la mujer pasaba las dos horas que duraba el espectáculo, dando vueltas y más vueltas alrededor de la plaza de toros, a grandes pasos, recitando en voz alta padrenuestros y avemarías, que iba desgranando de un rosario que llevaba entrelazado entre las manos, poniendo mucha atención tanto al rezo como a los murmullos de la plaza, a los olés y a los “aysss”. Cuando surgían estos últimos se abalanzaba a las puertas para preguntar desesperadamente a gritos por la suerte de su hijo. Una vez que sabía que no había pasado nada malo, seguía con sus rezos y sus vueltas a la plaza como un robot autómata, caminando hasta que surgía otro ¡Ay! y se repetía de nuevo la escena.

Félix Guzmán se inició en los toros enrolándose en una cuadrilla de niños toreros que iban de capea en capea, dejándose la vida de “novenario en novenario” por esos pueblos mexicanos, lidiando lo que les echaban: toros criollos, bravos y nobles a veces, y muy toreados y mansos casi siempre. También se enfrentaban a moruchos y cebús de media casta que llegaban al festejo con un historial luctuoso de otras ferias o plazas. Unos comienzos bastante duros y difíciles, pues había que tener una gran habilidad para conservar la vida enfrentándose a estos “pájaros”. Escuela no le faltaba. En 1939 se vistió de luces por primera vez en Tehuacán, en la plaza Ford, semillero de muchos toreros. Se presentó actuando junto a Manolo Urbina y Ángel Procuna “Angelillo”. El turno de gloria comenzó para Guzmán en la plaza de la Colonia de la Condesa el 6 de julio de 1941, lidiando seis novillos de "La Trásquila" con Antonio Rangel y Mario Sevilla padre, con novillos de "Caltengo". Guzmán cortó orejas y rabo, dándose el caso insólito aquel día de ser sacado a hombros, no por el redondel, sino por los tendidos, pues todo el mundo quería aclamar y abrazar al Niño Torero. Toreaba de forma impresionante, con muchísimo valor pero con pocos recursos y poco oficio, circunstancia por la que los toros le pegaban más de la cuenta. Tuvo en su corta carrera muchos percances y cogidas que le pararon sus temporadas y le restaron muchos contratos. Sufrió una herida en la boca y otra en el estómago, pero como tenía mucho tirón con el público, a penas se curaba o estaba mejor de los percances, ya está de nuevo toreando. Salía cada tarde a entregar su vida y rivalizaba así con todos los novilleros punteros de esa época en México: Carlos Vera “Cañitas”, Manuel Gutiérrez “Espartero de Tacubaya”, Pepe Vela o José Antonio Mora “Chatito”. El 17 de agosto de 1941 cuaja una faena extraordinaria al toro Tucito de Rancho Seco, y tras un trasteo recibe una cornada muy grave en el vientre. Corta las dos orejas y pasa a la enfermería. El periódico taurino El Redondel titulaba la edición al día siguiente así: “Faena de milagro de Félix Guzmán”. Tras el parón por esta herida, Guzmán consigue que el 1941 fuera su año cumbre. No ocurrió igual en el 1942, cuando surgen novilleros importantes con los que tuvo que competir como Procuna, Briones, Estrada, Jesús Guerra y Rafael Osorno.

En este clima de gran competencia toreril llega el 30 de mayo de 1943. En los carteles del Toreo anuncian cuatro novillos de Heriberto Rodríguez y dos de "Santín" para Félix Guzmán, José Luis Vázquez (novillero mexicano que realmente se llamaba José Luis Vargas) y Arturo Fregoso. Aquella tarde se le veía a Félix Guzmán impaciente y con ganas de recuperar el tiempo perdido por las cornadas. Iba vestido con un traje de luces burdeos y oro, bordado en cordoncillos de seda blanca. Estuvo muy bien en el primero de su lote, de la ganadería de "Santín". Su segundo fue de la ganadería de Heriberto Rodríguez de nombre Reventón, un cárdeno, bragado y playerón, que a la postre le reventaría la vida. Félix salió muy dispuesto, se lució con el capote y las banderillas. Comenzó la faena de muleta con un pase por alto y luego dos naturales y al dar el tercero, el toro le infirió una cornada en la ingle izquierda. Guzmán continuó toreando dando cojeadas. Era sin duda un torero de casta y rabia. Mató de una certera estocada, y a pesar de estar gravemente herido dio una vuelta al ruedo con sus trofeos y se fue por su pie a la enfermería. El parte facultativo de los doctores Ibarra y Rojo de la Vega decía que había recibido “una cornada de cinco centímetros de extensión y una trayectoria en profundidad de 20, que le llega la fosa ilíaca, siendo el pronóstico grave, que requiere una curación de tres semanas”. Dos días después, el primero de junio, se le declara una gangrena gaseosa y fallece al día siguiente, el día 2 de junio a las 20 horas y 37 minutos, en el sanatorio del doctor Ibarra. Igual que Ernesto Pastor y otros toreros mas, Félix Guzmán murió por descuido y negligencia médica, pues cuando le realizaron la autopsia al cadáver le encontraron en el fondo de la herida varios trozos de la taleguilla.

Su muerte causó hondo pesar en la afición mexicana, donde aun hoy se le recuerda, pues era un torero que apuntaba muy alto. En aquellos días la afición mexicana le dedicó poemas, corridos y artículos necrológicos en los periódicos. Fue una verdadera lástima. De no haber muerto de manera tan trágica seguramente se hubiera cruzado en el camino del cordobés Manuel Rodríguez “Manolete”, pero el destino no quiso que se conocieran. Lo más triste del caso, es que la mujer de Félix Guzmán, Carmen Rovira, que estaba embarazada, dio a luz un mes más tarde y el hijo en el que el torero tenía puestas todas sus esperanzas nació muerto. Todas estas circunstancias llenaron de dolor a la madre del torero que a raíz de esos dos acontecimientos, la muerte del hijo y del nieto, perdió la cabeza y se desquició por completo. Cuentan en México que pasó el resto de su desgraciada vida vagando por las calles de la capital azteca, como una mendiga, preguntando a gritos a todo aquel que pasaba por su lado: “¡Mi hijo!, ¡mi hijo! …¿dónde está mi hijo? La imagen de la madre de Félix Guzmán era desgarrada y patética, modelo y arquetipo para cualquier director de cine neorrealista.

AFICIONADO APODADO "RUBIO EL DE LOS QUINOS " (XXXX - 1943)

Solo para efectos ilustrativos

Robleda (Salamanca) España

Cortesía del Sitio Web: http://personal.iddeo.es

En una capea que tuvo lugar el 29 de junio de 1943 en el pueblo salamantino de Robleda, halló la muerte un aficionado apodado (Rubio el de los Quinos). (Fuente: Crónica de don Juan José de Bonifaz Ybarra, de su obra “Víctimas de la Fiesta”, Capítulo 7, Página 196.)

JOSÉ GARCÍA CÁRDENAS (1903 - 1943)

Solo para efectos ilustrativos

Vista panorámica de Viseu Portugal

Vieja Tarjeta Postal de Katarxis Archives

Banderillero de toros, nacido en Sevilla el 24 de junio de 1903, falleció la tarde del 19 de septiembre de 1943, a los 40 años de edad,  de una cornada en un muslo, por un toro de don Plácido Hernández, en la Plaza de Toros portuguesa de Viseu. Toreó en la cuadrilla de rejoneador portugués Simao da Veiga. (Fuente: Crónica de d. Juan José Zaldívar Ortega).

 

Por su parte el célebre historiador Juan José de Bonifaz refiere que <<en la plaza portuguesa de Viseu fue herido por un toro de la vacada de Plácido Irmâos, el 19 de septiembre de 1943, el sevillano José García Cárdenas, al intentar penetrar en un burladero. Se le diagnosticó perforación intestinal, que le llevó a la tumba al día siguiente. "

JOAQUÍN PUCHADES DORBA "TABERNERITO " (1903 - 1943)

Solo para efectos ilustrativos

Iglesia Parroquial de Albocácer (Castellón), España

Cortesía del Sitio Web: wikimedia.org

Banderillero vallisoletano, nacido el año 1903, falleció en 1943. Toreaba Joaquín Puchades Dorba la tarde del 18 de octubre de 1943 en la Plaza de Albocácer (Castellón), en la que un astado de casta morucha le causó lesiones de gravedad, que le ocasionaron la muerte el día 31 del  mismo mes. (Fuente: Crónica de d. Juan José Zaldívar Ortega, de su obra, “Víctimas del Toreo”).

 

El erudito Juan José de Bonifaz lo refiere en su libro “Víctimas de la Fiesta” como JOAQUÍN PUCHADES MESTRES << TABERNERITO", refiriendo de él, que << el valenciano fue corneado en la axila derecha, brazo izquierdo y escroto cuando tomaba parte en una novillada que se celebró el 18 de octubre de 1943 en Albocácer (Castellón). Se le envía, para ser debidamente atendido, a la enfermería de la plaza de toros de Valencia, en la que dejaría de existir el día 31 del mismo mes de octubre de 1943. "

IGNACIO NUÑEZ (XXXX - 1943)

Foto de la revista La Lidia
De la hemeroteca de Don Rafael Gómez Lozano

Banderillero de toros mexicano. Era hijo del antiguo diestro del mismo nombre. En la temporada de 1943, en el mes de diciembre, en la plaza de toros mexicana de Caldereyta, un toro le dio un testarazo en el pecho, falleciendo a consecuencia de él. Curiosamente el Cossío no reseña a su padre y en el libro “Antología Taurina Mexicana”, de don Ángel Villatoro, no cita a ninguno de los dos. (Fuente: Crónica del historiador d. Juan José Zaldívar Ortega).

 

Al respecto, el ilustre historiador español d. Juan José de Bonifaz Ybarra refiere que << en día no concretado del mes de diciembre de 1943, el mexicano Ignacio Núñez recibió tan fuerte golpe en el pecho en la población azteca de Caldereyta, que el tan irreversible desenlace no se hizo esperar demasiado. "

 

Como cultura general, hay que aclarar que en México no existe un poblado con el nombre de Caldereyta, sino 2 con el nombre de “Cadereyta”;  uno en el estado de Querétaro (Cadereyta de Montes),  y otro en el estado de Nuevo León (Cadereyta de Jiménez), por lo que resulta  materia de estudio en un futuro,  el investigar a que estado de la república mexicana  se refieren los historiadores, porque el 9 de agosto de 1931 se inauguró la plaza de toros de Cadereyta Jiménez Nuevo León, con el mano a mano entre "El Tato" y  Heriberto García;  luego esto quiere decir, que para la temporada de 1943 ya  había coso taurino en esta población.

 

Por otra parte, Cadereyta de Montes en Querétaro, es una población antiquísima. Se le dio a este poblado la denominación de Cadereyta en memoria del Virrey don Lope Diez de Armendáriz, marqués de Cadereyta en el año de 1642,  y hasta el año de 1904 se le agrega el apellido del ilustre coterráneo Lic. Ezequiel Montes,  y quedó establecido como Cadereyta de Montes, mostrando en su escudo de armas incluso, dos toros pasantes,  esto indica, por lo añoso,  que ahí también pudo haber fallecido. De cualquier manera, en mucho agradecemos,  a estos ilustres eruditos españoles, que nos dejen la tarea de investigar más sobre nuestros difuntos.

En el Blog en la Red "Toreros Mexicanos" de Don Rafael Gómez Lozano, refiere: Ignacio Núñez.- Matador de toros y banderillero originario de San Luis Potosí, fue hijo del matador Juan Núñez, torero que actuaba por San Luis Potosí a mediados del siglo XIX. Según Saturnino Frutos "Ojitos" - el maestro de Rodolfo Gaona, que fue el mejor de los toreros mexicanos-, Juan Núñez solía ir en la cuadrilla de su paisano Pedro Nolasco Acosta.
Fuente: Federico Garibay Anaya, El "Feudalismo Taurino" Mexicano. 1991.

FELIPE FERNÁNDEZ VALDEMORO (XXXX - 1943)

Solo para efectos ilustrativos
Obra del maravilloso pintor de Tetuán
Antonio Guzmán Capel

Refiere el ilustrado historiógrafo taurino, don Luis Ruiz Quiroz, en sus efemérides de la página de Internet “Campo Bravo-México”,  de la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia (ANCTL),  que el 13 de marzo de 1943,  fallece en accidente en la carretera México-Puebla,  el periodista taurino Felipe Fernández Valdemoro.

ENRIQUE MONTESINOS GARCÍA "NEGRET " (1888 - 1944)

Solo para efectos ilustrativos
Plaza de Toros de Alicante al poco de construirse
Cortesía del Sitio Web: http://.alicantetotal.com/

Banderillero valenciano, nacido hacia el año 1888, del que sabemos que comenzó a trabajar como tal en la temporada de 1906 y que toreando en la Plaza de Toros de Alicante, recibió una mortal cogida en febrero de 1944. Fue trasladado al Hospital Provincial de Valencia, donde falleció, cuando contaba aproximadamente 56 años de edad. Por las fechas que hemos citado, todo hace suponer que trabajó como banderillero 38 años. (Fuente: Crónica de d. Juan José Zaldívar Ortega)

Don Juan José de Bonifaz, el afamado historiador taurino,  refiere poco de este lidiador al citar en su obra “Víctimas de la Fiesta”,  que << tampoco existen muchos datos sobre el fallecimiento del valenciano Enrique Montesinos García (Negret), ocurrido en su ciudad natal en febrero de 1944 como resultado de una cogida que sufriera en la plaza de Alicante. "

Dentro de la información que aparece en el libro "El Genocidio Franquista en Valencia- Las Fosas Comunes del Cementerio" de Editorial Icaria 2008 (ISBN: 978-84-7426-996-3), consignan que el 2 de febrero de 1944 fue sepultado en el Cementerio Civil de Valencia (Fosa Común, Sección 5ª Izquierda, Cuadra 1, Fila 23, Letra K, Sitio 1) el Sr Enrique Montesinos García de 63 años de edad, procedente del Hospital Provincial, fallecido a causa de Uremia. Como todo resulta coincidente con lo que refieren las crónicas de los maestros Bonifaz y Zaldívar respecto del nombre, mes, año y lugar de fallecimiento, nos lleva a suponer se trata del mismo personaje de la Fiesta, con la diferencia que el maestro Zaldívar lo hace de 56 años de edad, mientras que ahí lo consigan de 63, luego, de ser cierta esta información, quiere decir que nació hacia 1881 y falleció en 1944.

ENRIQUE COSÍO "CHARIFAS " (XXXX - 1944)

Solo para efectos ilustrativos

Despuntado

Cortesía del Sitio Web: http://.ganaderiamurilloconde.com 

El que fuera en sus años mozos matador de novillos Enrique Cosío (Charifas), dedicado posteriormente a tareas de apoderado de toreros, dejaría de existir en su México natal en abril de 1944, cuando intentaba despuntar a un cornúpeta de la divisa de Atenco. (Fuente: Don Juan José de Bonifaz Ybarra, de su obra “Víctimas de la Fiesta”.)

Hacia 1941, el actor cómico Fernando Soto Astol (Mantequilla), trabajando con el genial mimo, Mario Moreno (Cantinflas),  en la película “Ni sangre ni arena”, interpreta el papel del “Charifas”, de donde muy seguramente los aficionados tomaron el remoquete para bautizar a Enrique Cosío.

Don Ángel Villatoro, el afamado cronista, refiere en su "Antología Taurina Mexicana" (página 124), que << Enrique Cosio (Charifas) fue un matador de novillos sin más renombre. Se retiró pronto. Lo que no le pasó en los ruedos le ocurrió en la ganadería de Atenco, donde un toro le propinó una cornada, matándolo en el acto. >> Luego refiere el mismo maestro Villatoro, en la página 349 del mismo libro, que << fue cogido y muerto en la ganadería de Atenco cuando estaba apartando una corrida.>>

El 11 de octubre de 2013, recibí una amable carta del cronista Rafael Gómez Lozano, propietario del Blog Enciclopédico en Internet "Toreros Mexicanos" donde cuenta: Usted lo enlista (se refiere a Enrique Cosio "Charifas") en 1944, pero don Guillermo E. Padilla en su obra "Historia de la Plaza El Toreo, época de oro (1929-1946)" dice al final del capítulo de 1943, en sus efemérides: Septiembre 23.- Fallece Enrique Cosio "El Charifas", popular taurino, a quien un burel de Atenco infiere mortal cornada en una de las corraletas de "El Toreo".
Habría de validarse entonces la fecha del fallecimiento real y el sitio, pues los cronistas Bonifaz y Villatoro anotan que su muerte acaeció en la ganadería de Atenco, mientras que Padilla anota que fue en las corraletas de la plaza "El Toreo" el año inmediato anterior.

ÁNGEL REVUELTA SERRANO "ANGELILLO " (1896 - 1944)

Solo para efectos ilustrativos

Plaza de Toros de Andujar (Jaén) España

Cortesía del sitio web Pueblos-espana.org

Matador de novillos y banderillero, nacido en Madrid el 20 de abril de 1896, falleció en 1944, a los 48 años de edad. El 29 de junio de 1944, toreando en la Plaza de Toros de Andujar (Jaén), a las órdenes del Manuel García (Celita II), al banderillear uno de los bureles, fue arrollado por la res y, al caer, tuvo la mala fortuna de clavarse un rehilete en el vientre. Trasladado a Madrid, le fue diagnosticada peritonitis aguda y lesión visceral, a consecuencia de cuyas lesiones falleció en el Sanatorio de Toreros el 2 de julio siguiente. Este desgraciado subalterno usó posteriormente el apodo de “Angelillo” y era hijo del también banderillero, Ulpiano Revuelta (el Melonero). Toreó en una nocturna en la Plaza de Toros de su ciudad natal el 31de julio de1926, matando un novillo de don Gumersindo Llorente, sin que después volviera a verse su nombre por parte alguna. Después se hizo banderillero, y actuó en festejos de escasa categoría. (Fuente: Crónica de d. Juan José Zaldívar Ortega)

 

Al respecto de su suerte don Juan José de Bonifaz Ybarra refiere en su libro “Víctimas de la Fiesta”, que << el 2 de julio de 1944 moría en el Sanatorio de Toreros de Madrid, villa que le viera nacer, Ángel Revuelta Serrano (Angelillo), al presentarse una peritonitis aguda como consecuencia de que el anterior 29 de junio tuviera la desgracia de clavarse una banderilla en el vientre cuando intentaba parear a un novillo de los hermanos De la Torre, en un modesto festejo celebrado en Andújar (Jaén). "

FRANCISCO EMBÍ MARTÍNEZ "EL CHÓFER " (1890 - 1944)

Solo para efectos ilustrativos

Iglesia de los Mártires en Málaga, España. 

Picador nacido en Almería el 2 de octubre de 1890, falleció el 9 de agosto de 1944  en la Plaza de Toros de Málaga, cuando contaba 54 años de edad, a consecuencia de la fractura de la columna vertebral que le causó el novillo, de nombre “Cicatero”, de la ganadería del Marqués de Villamarta. (Fuente: Crónica de d. Juan José Zaldívar Ortega"

Refiere el erudito taurino, don Juan José de Bonifaz Ybarra, de ésta víctima de la fiesta, que << el toro “Cicatero”, de la ganadería del marqués de Villamarta, al derribar, el 9 de agosto de 1944, en el coso malagueño a Francisco Embí Martínez (El Chófer), le produjo conmoción medular, con fractura de la columna vertebral y parálisis consecutiva de brazos y piernas. El óbito sobrevino dos días después en el Hospital Noble, de la mencionada capital andaluza. " 

RAFAEL TOBO DEL PINO (1890 - 1944)

Solo para efectos ilustrativos

Plaza de Toros de Málaga, España

Cortesía del Sitio Web: Guiapolis.com

Rafael Toboso del Pino, novillero sevillano, nacido el 14 de junio de 1890, falleció el 12 de septiembre de 1944, cuando contaba con 54 años de edad, por lo que  probablemente recibió un fuerte golpe cuando manejaba ganado bravo, una de cuyas reses le produjo tan fuerte conmoción cerebral que falleció a consecuencia de ello. Toreando como tal en la Plaza de Toros de Málaga la tarde del 13 de junio de 1915, fue cogido por un novillo de López Plata, llamado “Pedroso”, que le dio una cornada de nueve centímetros en extensión por diez de profundidad en el muslo derecho. El 8 de septiembre de 1917, se presentó en Madrid, alternando con “Pastoret”  y “Nacional”, siendo el ganado de don Félix Gómez. Su labor fue, en general, bastante mala. Dos años antes, el 9 de mayo de 1915, se presentó por primera vez en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla alternando con Rafael Alarcón y Manuel Álvarez en la muerte de novillos de Gallardo. Rafael gustó mucho, llevándole al final en hombros hasta su domicilio en el barrio de Triana. Desde que se presentó en Madrid con el cartel que había adquirido en anteriores actuaciones en funciones andaluzas lo perdió con rapidez. Fue un torerillo discreto, que se defendía con el capote, lo mismo que con el estoque, sin hacer cosas notables, pero con la muleta lucía más. (Fuente: Crónica de don Juan José Zaldívar Ortega, de su obra “Víctimas del Toreo”).

 

VECINO APODADO "EL CHUGALELO " (XXXX - 1944)

Solo para efectos ilustrativos

Cintruénigo (Navarra)

Cortesía del Sitio Web: http://felicuybruno.blogia.com

Una vaquilla de las corridas el 8 de septiembre de 1944 en Cintruénigo (Navarra), tras la celebración del encierro de los novillos que habrían de lidiarse el día siguiente, ocasionó la muerte del vecino de dicha villa apodado (el Chugalelo) Fuente: Don Juan José de Bonifaz Ybarra, de su libro “Víctimas de la Fiesta”, Capítulo 7, Página 196.

 

Fueron días terribles para Cintruénigo, los de septiembre del 44, donde fallecieron el vecino (el Chugalelo), y Tomás Azcárraga Martínez (el Improvisao), del que se hace mención más adelante, para honrar su memoria.  

RAFAEL TOBOSO (XXXX - 1944)

Solo para efectos ilustrativos

Alcalá del Río (Sevilla), España.

http://.sol.com

El aficionado Rafael Toboso, hallaría el fin de sus días el 13 de septiembre de 1944, como consecuencia de las heridas  que sufrió en la capea mantenida en Alcalá del Río (Sevilla) el día anterior. Fuente: Don Juan José de Bonifaz Ybarra, de su libro “Víctimas de la Fiesta”, Capítulo 7, Página 196.

TOMÁS AZCÁRRAGA MARTÍNEZ "EL IMPROVISAO " (XXXX - 1944)

Solo para efectos ilustrativos

Cintruénigo (Navarra, España)

Cortesía del Sitio Web: http://.cintruenigo.com

Actúa el zaragozano Tomás Azcárraga Martínez (el Improvisao) como sobresaliente de espada de Fernando Sesma en el festejo celebrado el 10 de septiembre de 1944 en la villa navarra de Cintruénigo. Al adornarse en un quite le empitona por el vientre una res de la ganadería de Nicasio Casas. Se le traslada primeramente a un hospital de Pamplona y, más tarde, al Civil de Zaragoza, donde deja de existir el posterior día 22 del mismo mes de septiembre de 1944.  (Crónica de don Juan José de Bonifaz Ybarra, de su obra “Víctimas de la Fiesta”)

BASILIO MARTÍNEZ RUÍZ "NIÑO DE VALENCIA " (1907 - 1944)

Solo para efectos ilustrativos

Castillo de la Villa de Requena (Valencia)

Cortesía del Sitio Web: Naturayeducacion.com

Basilio Martínez Ruiz (Niño de Valencia), matador de novillos y banderillero, nacido en Requena (Valencia)  el 28 de febrero de 1907, falleció en 1944, cuando contaba 37 años de edad. Actuando en tal especialidad el día 30 de julio de 1944, en el coso balear de Inca, a las órdenes del novillero Ángel Vicente (Morenito de Belmonte), fue herido en el escroto por el sexto novillo, llamado “Atrevido”, de la ganadería de don Bernardino Giménez. El pronóstico primero no era de gravedad, pese a lo cual se fue agravando y falleció el día 30 de septiembre siguiente; es decir, a los sesenta días del percance. Se presentó en la Plaza de Toros de Madrid el 4 de agosto de 1935, alternando con Emeterio Arrebas “Corchaíto”, Miguel Báez “Litri II” y José Chalmeta Buch, lidiando reses de don Anastasio Martín. Toreó el “Niño de Valencia” ésta y tres novilladas más esa temporada, sin que sus actuaciones hicieran prever en él futuros laureles taurinos. En 1934 toreó 10 novilladas por los pueblos de la región valenciana. Seguidamente abandonó el estoque, toreando como banderillero. (Fuente: Crónica de don Juan José Zaldívar Ortega)

 

Por su parte el erudito Juan José de Bonifaz Ybarra, refiere de esta víctima de la fiesta, que << el puntazo hondo que el 30 de julio de 1944 propinara en la región glútea un novillo de Bernardino Jiménez a Basilio Martínez Ruiz (Niño de Valencia) en el ruedo del coso mallorquín de Inca, fue calificado por los facultativos que primeramente le atendieron como de pronóstico reservado. Se le traslada a Palma de Mallorca y más tarde en Valencia, donde surgen complicaciones que acabarían con su existencia el 30 de septiembre de aquel mismo año de 1944. " 

MANUEL GARRIGÓS CORTÉS (1926 - 1944)

Foto del novillero cortesía del Sitio Taurino de Dale Pierce Who´s Who

Manuel Garrigós Cortés, matador de novillos, del que sólo sabemos que el trágico día 28 de septiembre de 1944 sufrió una cornada que resultó días después mortal. El novillo del percance llevaba un bonito pelaje sardo, llamado “Bellaflor”, de la vacada de Frías Hermanos, que el citado día le propinó, en la Plaza de Toros de Algemesí (Valencia) una cornada, de cuyas consecuencias falleció el infortunado diestro en la capital levantina el siguiente 14 de octubre de 1944. (Fuente: Crónica de d. Juan José Zaldívar Ortega)

El erudito, Juan José de Bonifaz Ybarra refiere de esta víctima de la fiesta, que <<  parecía un niño grande aquel Manuel Garrigós Cortés, que en los carteles nunca incluyó el apellido paterno. Madrileño de nacimiento y valenciano de adopción, fue en Barcelona donde alcanzó sus mejores triunfos y donde sus partidarios formaron más numerosa legión. El dato de que en 1944 interviniera  en la ciudad condal en ocho festejos  es harto significativo. Aún se recuerdan sus reiteradas largas afaroladas que diera a un albaserrada en la plaza de Las Arenas, frente a chiqueros, en un mano a mano celebrado el 3 de agosto de 1944 con Pepín Martín Vázquez, a punto éste de tomar la alternativa, corrida en la que por otra parte, sería herido de consideración Manolo Cortés. Estaba escrito que no terminaría con vida esta temporada. El 28 de septiembre de 1944 es herido de gravedad por un novillo de la vacada de Frías en Algemesí (Valencia). Se le conduce a la capital valenciana y allí es preciso amputar el miembro afectado, la pierna izquierda, el posterior día 30. Perdido el torero, ni así es posible salvar al hombre, que muere el 14 del siguiente octubre de 1944. Corto de talla, escaso de carnes, con su sonrisa entre triste y tímida, efectivamente, este malogrado diestro parecía un niño grande. "

El ilustre cronista "José Alameda" lo refiere en su obra "Crónica de Sangre" como el novillero "Manolo Cortés", quien fuera cogido de muerte el 28 de septiembre de 1944, en la plaza de Algemesí, por un toro homicida de la ganadería de Frías.

Cabe aclarar, que gracias a los buenos oficios del erudito taurino mexicano Rafael Gómez Lozano (Dientefino), descubrió que la foto de este novillero, que se muestra arriba, -y que el cronista norteamericano Dale Pierce tiene considerada como de MANOLO GARRIDOS CORTÉS en el sitio (Who´s Who)-, es en realidad de MANUEL GARRIGÓS CORTÉS.


Cortesía de Don José Antonio Román Romero

El cronista madrileño "Don Víctor", propietario del Blog virtual "A los Toros", refiere de este personaje de la fiesta, que en octubre 14 de 1944 el novillero Manuel Garrigós Cortés falleció en una clínica de Valencia a consecuencia de las heridas sufridas cuando toreaba el 28 de septiembre anterior en la plaza de toros de Algemesí; un novillo de Frías le corneó de tanta gravedad en el tercio superior del muslo izquierdo que hubo necesidad de amputarle la pierna, no logró recuperarse y dejó de existir en la fecha indicada. Nació en Madrid el 5 de mayo de 1926. Toreó por primera vez de luces en mayo de 1943, en Albacete. Se presentó en Madrid como novillero el 25 de julio de 1944 con Francisco Peris y Gallito chico y reses de Ignacio Sánchez.

MIGUEL LLUCH ANDRÉS "EL ESPONTÁNEO " (XXXX - 1944)

Solo para efectos ilustrativos

Charlot y Llapisera dieron nombre a los espectáculos cómico taurino llamados charlotadas

Cortesía de Valentinus-Sitio Web: http://img188.imageshack.us

 

El 15 de octubre de 1944 moría en Valencia Miguel Lluch Andrés (el Espontáneo),  como secuela de un golpe que había recibido el anterior 15 de julio del mismo año cuando participaba en un festejo cómico celebrado en la plaza de toros de Las Arenas, de Barcelona. (Fuente: Crónica de don Juan José de Bonifaz Ybarra, de su obra, “Víctimas de la Fiesta”-Capítulo 5- Toreros Cómicos, página 180)

MANUEL SOLER GISBERT "VAQUERITO " (1892 - 1944)

Manuel Soler Gisbert "Vaquerito"
De la hemeroteca de don Antonio Román Romero
http://gestauro.blogspot.mx

El 19 de marzo de 1892 nació este diestro en Valencia, y el 17 de agosto de 1913 se presentó en Madrid como novillero, estoqueando reses de Pérez de la Concha con Algabeño II y Valencia. Era corto de talla, pero no de conocimientos, y con la habilidad propia de todos los toreros de baja estatura. Cuando ya había dado de sí cuanto llevaba dentro, tomó la alternativa en Valencia, de manos de Juan Belmonte, el 24 de junio de 1921, con Granero de testigo y toros del duque de Tovar. En el hoyo cayó aquella misma tarde, y para ver si sacaba algún provecho, renunció a la alternativa en el año 1925. Pero sin resultado. Obtuvo un empleo en el Ministerio de Agricultura, y recluido años después en el Manicomio Provincial de Valencia, por haber perdido la razón, allí falleció el 27 de diciembre de 1944.

GABINO AGUILAR (Padre) (XXXX - 1944)

Gabino Aguilar (Padre)
De la hemeroteca de don Rafael Gómez Lozano (Dientefino)
http://torerosmexicanos.blogspot.mx/2013/06/gabino-aguilar.html

Matador de novillos, natural del estado de Tlaxcala (en México). Tuvo por las plazas del interior algunas actuaciones de interés que lo llevaron a debutar en la plaza “El Toreo”, de la capital de la República, hecho que aconteció el 22 de octubre de 1933, consiguiendo un éxito aceptable, que le valió repetir en el mismo coso, refrendando su primer triunfo. Sin embargo, cuando más esperanzas tenía puestas en él la afición como posible diestro a escalar primeros lugares, inexplicablemente se vino abajo, desapareciendo de la profesión. A consecuencia de las heridas recibidas en un accidente de automóvil, producido el 16 de enero de 1944, falleció en la capital de la República.
Fuente:
Crónica del insigne historiador, don Ángel Villatoro, de su obra “Antología Taurina Mexicana”, pagina 73.

Abundando en su andadura taurina, comenta el cronista coetáneo Rafael Gómez Lozano (Dientefino), que Gabino Aguilar (Padre) se presentó en la plaza de toros "El Toreo" de la colonia Condesa en México D.F. el 23 de abril de 1933, alternando con Emiliano Vega, José Salas "Sirio", Silverio Pérez, Jesús Merino y Mario Sevilla con novillos de Albarrada, volviendo al coso capitalino el 22 de octubre de ese mismo año acompañado de Paco Gorráez, Julián Rodarte, Agustín García Barrera y Jesús González "El Indio", y Gabino cortó una oreja al novillo de La Laguna que lidió. Cerró la temporada el 12 de noviembre de 1933 en la lidia de novillos de Piedras Negras junto a Manuel Molina y Ricardo Torres. Un gran triunfo obtuvo el 7 de julio de 1935 al cortarle las orejas y el rabo a un novillo de La Laguna. Alternó con Fermín Rivera y Salvador Hernández "El Chale". Falleció en México D.F. el 6 de enero de 1944 a consecuencia de un accidente automovilístico. Padre del matador de toros del mismo nombre.

CENOBIO ESPARZA (1887 - 1945)

Cortesía de don Rafael Gómez Lozano (Dientefino)
http://torerosmexicanos.blogspot.mx/2012/07/cenobio-esparza.html

El veterano varilarguero mexicano, de León de los Aldama (Guanajuato, México), Cenobio Esparza  expiró en la medianoche del 22 de abril de 1945, en Orizaba (Veracruz, México), como consecuencia de las lesiones internas que le ocasionó un toro de la vacada de Carlos Cuevas aquella misma tarde en la citada localidad azteca. (Fuente: Crónica de don Juan José de Bonifaz Ybarra, de su obra “Victimas de la Fiesta”).

Por su parte, en la página de Internet de la "Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia" en México, don Luis Ruiz Quiroz y don Gabriel Medina refieren en sus efemérides del 22 de abril de 1945, que "Fallece en Orizaba el picador Cenobio Esparza, víctima de una caída causada por un toro de Carlos Cuevas, en tarde que torean Ricardo Torres, Antonio Velázquez y Raúl García. "

El extinto erudito taurino, don Ángel Villatoro, comenta en su "Antología Taurina Mexicana", publicada en 1964, que << Cenobio Esparza. Fue este infortunado varilarguero un eficaz subalterno a caballo, brillando bastante en su oficio. Formó en la cuadrilla de Lombardini, y con este espada hizo un viaje a España. Falleció en Orizaba, Estado de Puebla (lo correcto es Estado de Veracruz), a consecuencia del golpe sufrido en una caída picando un toro de don Carlos Cuevas, el 22 de abril de 1945. Había nacido en 1887. >>


Cenobio Esparza en una foto de 1909
Tercer picador de izquierda a derecha de la foto
http://laaldeadetauro.blogspot.com/2010_06_01_archive.html

Refiere el docto cronista mexicano, Rafael Gómez Lozano, en su enciclopedia en la Internet: "Toreros Mexicanos", que Cenobio Esparza Esparza.- Picador de toros. Nació en León, Guanajuato, en 1887. Empezó a torear en 1907 en la "Cuadrilla Juvenil Mexicana" de Saturnino Frutos "Ojitos". Al desaparecer esa cuadrilla se enrola en las de Carlos Lombardini y de Pedro López, con los que trabaja en España y Francia en 1909 y 1910. El 22 de abril de 1945, en Orizaba, Veracruz, partió plaza detrás de los diestros Antonio Velázquez, Ricardo Torres y Gregorio García que despacharían toros de la ganadería de Carlos Cuevas. El cuarto de la tarde, de nombre "Serranito", envió a la arena a caballo y jinete, con la desafortunada circunstancia de que el picador quedó debajo del caballo y la silla de montar le provocó un fuerte traumatismo en el vientre. Murió a la medianoche de ese mismo día.

JOSÉ RIVAS "MORENO CHICO DE SAN BERNARDO, HIJO " (1907 - 1945)

José Vergara "Moreno de San Bernardo"
http://torerosmexicanos.blogspot.mx/

Novillero español, nacido en 1907, hijo del novillero José Rivas Rodríguez, “Chico de San Bernardo, padre”; falleció de 38 años de edad, por asta de toro en la Plaza de Toros de Valdepeñas, se celebró una novillada la tarde del 17 de junio de 1945, en la que recibió de “Cristalino” de Hernández Cuesta, una cornada mortal, por rotura de la femoral, corriendo la misma suerte de su padre, quien murió de una cornada en el cuello en una plaza de toros de Panamá en 1916  (Fuente: Crónica de don Juan José Zaldívar Ortega, de su obra “Víctimas del Toreo”.)

El prominente cronista Juan José de Bonifaz Ybarra, en su libro “Víctimas de la Fiesta”, relaciona a este novillero bajo el nombre de JOSÉ VERGARA PEREA << MORENO DE SAN BERNARDO >> siendo seguramente el nombre de pila del mismo personaje que enlista el cronista Juan José Zaldívar Ortega y del que refiere el maestro Bonifaz, que << el veterano novillero José Vergara Perea ( Moreno de San Bernardo) habría de encontrar la muerte el 18 de junio de 1945 como consecuencia de la cornada recibida la víspera en el coso de Valdepeñas (Ciudad Real). El astado “Cristalino”, de la divisa de Pedro Hernández Cuesta, le hirió en el muslo izquierdo, con sección de la vena femoral. El óbito se registró en el Hospital Municipal de la mencionada localidad manchega. >>

Por su parte, el afamado cronista taurino, don “José Alameda” lo refiere en su libro Crónica de Sangre, como << “Moreno de S. Bernardo”, novillero que fue cogido de muerte el 17 de junio de 1945, en la plaza de Valdepeñas, por un toro homicida de la ganadería de P. Hernández. >>

El cronista coetáneo “Don Víctor”, refiere en sus leídas efemérides que publica su Blog informativo en la Internet: “A los Toros”, que en junio 17 de 1945 fallece en el Hospital Municipal de Valdepeñas (Ciudad Real), a las quince treinta horas, el novillero José Vergara Perea “Moreno de San Bernardo”. Toreando la tarde anterior en esa localidad fue corneado por el primer novillo,”Cristalino”, de la ganadería salmantina de don Pedro Hernández, le infirió una cornada en el muslo izquierdo de pronóstico gravísimo. Actuaba junto a Pedro Mesa “Estudiante”, que cortó dos orejas. Había nacido en Madrid, en el año 1907 en la calle de San Bernardo.

El 5 de septiembre de 2014, recibí una amable carta de don Rafael Gómez Lozano, el cronista taurino que mantiene en la Red el Blog enciclopédico "Toreros Mexicanos", donde me allega en forma digitalizada, de su hemeroteca, dos fotografías de José Vergara, "Moreno de San Bernardo".


José Vergara "Moreno de San Bernardo"
http://torerosmexicanos.blogspot.mx/

ADOLFO GARCÍA "EL MANTERO ó EL MONTERO) (XXXX - 1945)

Solo para efectos ilustrativos

El torero cómico Ángel Villaverde, perteneció a la Banda Musical “El Empastre”,  apodado “Don Canuto” falleció el año de 2009 de 78 años, tras larga enfermedad

Cortesía del Sitio Web: http://.lasprovincias.es

Refiere don Juan José de Bonifaz Ybarra, el afamado historiador taurino, respecto de ésta víctima de la fiesta, que, << el bufo mexicano Adolfo García (el Montero o el Mantero según el erudito Cossío) halló el término de su existencia el 4 de noviembre de 1945, como resultado de las lesiones recibidas en la localidad azteca de Juan Aldama, en el estado de Zacatecas. "

CLYDE BURK (XXXX - 1945)

Clyde Burk, fue un valeroso cowboy de Rodeos Norteamericano oriundo de Comanche Oklahoma, doble campeón del mundo en la especialidad de amarre con soga (tie-down roping) en 1942 y 44, y que fue fatalmente lesionado en un certamen llamado “The National Western Stock Show and Rodeo” celebrado en Denver Colorado EE.UU., el 21 de enero de 1945, cuando un caballo le vino encima aplastándolo, muriendo en la mañana siguiente sin haber recuperado la conciencia.

 

Fuente:

Man, beast, dust: The story of rodeo

 Escrito por Clifford P. Westermeier, Bill Crawford, Kristine Fredriksson

FRITZ TRUAN (1916 - 1945)

Vera M. Herder Collection of Fritz Truan Photographs

http://www.nationalcowboymuseum.org/research/cms/FindingAids/HERDER/tabid/257/Default.aspx

Heroico cowboy norteamericano originario de Long Beach, California, fue el “All Around” Cowboy de 1940,  y un muy bien posicionado jinete en monta de broncos en silla y a pelo,  así como calificado “Bulldogger”. Se enlisto en la Marina Norteamericana durante la Segunda Guerra Mundial combatiendo con bizarría, ascendiendo por ello a Sargento. Fue muerto en combate en Iwo Jima en febrero 28 de 1945. En su honor, la Estación de la Fuerza Aérea de la Marina, localizada en Playa Kaneohe en Hawai, nombró su arena de Rodeo “The Truan Arena”. El perteneció con orgullo a “The Cowboys Turtles Association” (que vino a ser la PRCA a partir de 1945), contándose entre sus anécdotas, que siendo tan preciado el “pin” que otorgaban a sus miembros, en una ocasión, Fritz Truan desafió el fuego enemigo para rescatar este emblema que se le había caído.

Con similitud a los heroicos toreros, banderilleros, picadores y ganaderos fallecidos durante la Guerra Civil Española de 1936 al 39,  existe en los EE.UU., una larga lista de “Turtle Cowboys”  que ofrendaron sus vidas por su patria en la Segunda Guerra Mundial y en la Guerra de Korea. Durante la Segunda Guerra Mundial, se estima que cerca de 200 afiliados a “The Cowboys Turtles Association” sirvieron valerosamente en las Fuerzas Armadas Norteamericanas.

Fuente:

Joel H. Bernstein/ Wild Ride: The History and Lore of Rodeo

 

MATIAS RODRÍGUEZ MELGAREJO (1876 - 1945)

Templo y Ex Convento de San Agustín de Acolman

Su construcción inició entre 1524 y 1529 por Fray Andrés de Olmos y estuvo a cargo de la orden franciscana. Fue cedido a los agustinos en 1536, quienes lo concluyeron a sus actuales dimensiones hacia 1560.

(LRQ) cronista de la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia en México, refiere que el 11 de noviembre de 1945, fallece en accidente de carretera el ganadero de “Dos Peñas”, Matías Rodríguez Melgarejo. El coronel fundó en 1928, cuando era gobernador de Hidalgo, esta casa ganadera en El Salto, Municipio de Tepeji del Río, Estado de Hidalgo, con vacas de Ajuluapan y Zacatepec, puestas con sementales de San Mateo. Posteriormente agregó más reses de esta misma procedencia. Lidió por primera vez en Pachuca el 1º de noviembre de 1931 y se presentó en la Ciudad de México en el Toreo de la Condesa el 26 de abril de 1936 con seis novillos para Carlos Arruza, Andrés Blando y Vicente Maldonado Tato II. En 1940 la trasladó a Ecatepec de Morelos, Estado de México. Lamentablemente el coronel falleció el 11 de noviembre de 1945 y heredó la ganadería a su hija, doña Gloria Rodríguez, quien la administró junto con su esposo, don Miguel Díaz y en 1952 la adquirió su actual poseedor, Don José Antonio Muñoz Fonseca,  quién la trasladó a Naucalpan de Juárez, Estado de México. Para 1958 la trasladó a donde ahora se encuentra asentada.

 

Don MATÍAS RODRÍGUEZ MELGAREJO fue Diputado Constituyente y Gobernador del Estado de Hidalgo. Nació en Tetepango, Hgo., el 24 de febrero de 1876. Cuando joven fue mozo de faenas agrícolas, después contratista de obras en el Distrito Federal, donde a temprana edad se inició en las luchas sociales, cayendo preso el 11 de enero de 1911 por sus ideas anti-porfiristas. Fundó en la capital de la República el periódico El Voto en el que se exponían ideas de respeto al sufragio. Perteneció a la Brigada "Leales del Estado de Hidalgo", que dirigiera el Gral. Vicente Segura, integrando después de Batallón "Libertad" ya con el grado de teniente coronel. Todos sus ascensos fueron logrados por méritos en campaña y en riguroso escalafón. A las órdenes del Gral. Nicolás Flores alcanzó el grado de coronel. Desde la Sierra de Puebla combatió al usurpador Huerta, en las fuerzas del Gral. Antonio Medina y junto con el después General de Brigada Teodoro Escalona. En 1916, con el grado de Mayor, fue electo diputado al congreso Constituyente por el Distrito de Tula, y ahí, con Sánchez y Heriberto Jara dio vida a la publicación El Constituyente, que librara sus batallas en defensa de ideas populares. Después fue también diputado a la XXVIII Legislatura (1918-20) y a la XXX (1922-24), siempre por el Distrito de Tula. En 1917 dio su apoyo a don Francisco Bracho como candidato a Gobernador; y ante el triunfo del Gral. Nicolás Flores, se retiró a la vida privada en Juandhó, Hgo. En 1925, después de una contienda política contra el Gral. Jesús F. Azuara y el Diputado Francisco López Soto, asumió la gubernatura constitucional del Estado de Hidalgo, iniciando con su administración la Era constructiva de nuestra Entidad, a juicio de varios historiadores. Entregaría al poder al Ing. Bartolomé Vargas Lugo el 1o. de abril de 1929. Posteriormente se destacó como líder  callista hasta que se retiró de la política y se dedicó a crear reses bravas. El 11 de noviembre de 1945 falleció a consecuencia de un accidente automovilístico acaecido en Acolman, Estado de México.

Fuente:

http://www.tulancingo.com.mx/biografias/rodriguez/matias.htm

GUILLERMO CRUZ GÓMEZ (XXXX - 1945)

Solo para efectos ilustrativos
Corrida de Toros
Acuarela del genial pintor francés Francis-Marie Martínez Picabia (1879-1953)

Refieren en la página de Internet: Campo Bravo-México de la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia, que el 4 de febrero de 1945,  muere en México el novillero Guillermo Cruz Gómez a consecuencia de una cornada que sufrió meses antes en San Rafael Atlixco. (LRQ)

MAXIMINO ÁVILA CAMACHO (1891 - 1945)

Maximino Ávila Camacho, cuando fue
Gobernador de Puebla
http://guadalupeloaeza.typepad.com/.a/6a00e551f501008833010534e69920970c-pi

El 17 de febrero de 1945, muere el empresario de El Toreo de la Condesa, Maximino Ávila Camacho
Fuente: Don Adiel Armando Bolio
http://suertematador.com/index.php?option=com_content&task=view&id=4450&Itemid=312

Maximino Ávila Camacho fue un militar y político mexicano, hermano del Presidente de la República don Manuel Ávila Camacho. Fue gobernador de Puebla y Secretario de Comunicaciones y Obras Públicas en el gobierno de su hermano. Nació el 23 de agosto de 1891 en Teziutlán, Puebla, México, siendo hijo de Manuel Ávila Castillo y de Eufrosina Camacho. Maximino era el mayor de los hermanos Ávila Camacho, de los cuales también destacarían Manuel y Rafael. Los tres fueron militares revolucionarios, sin embargo el temperamento de ellos era muy diferente, principalmente el de Maximino y Manuel. Ambos combatieron la Guerra Cristera, mientras Manuel negociaba y trataba de atraer por la buena a los rebeldes, Maximino quemaba pueblos y fusilaba a los prisioneros, era famoso por su mano dura y su arrogancia, su gusto por el juego y las mujeres. En 1937 Maximino se convirtió en Gobernador de Puebla y, con la anuencia del entonces presidente Lázaro Cárdenas del Río, su poder en el estado fue ilimitado, gobernó con mano dura, dictatorialmente, y concentrando todo el poder en él mismo. Furiosamente anti-izquierdista, mantuvo a Puebla fuera de las transformaciones sociales que en el resto del país impulsó el cardenismo. Fundó en su estado un grupo político que copó el poder hasta 1975, y bajo su mando se formaron varios político de renombre, el más destacado sería Gustavo Díaz Ordaz. En 1940 su hermano Manuel, hasta entonces Secretario de Guerra, fue postulado candidato del PRM a la Presidencia, para suceder a Lázaro Cárdenas. Maximino se enfureció ante tal hecho, pues consideraba que su hermano era muy débil y solía burlarse de él, consideraba que la presidencia le correspondía a él, incluso por una especie de derecho de "primogenitura" sobre su hermano, además de temer que, ante la debilidad de Manuel, Cárdenas retuviera el poder. Finalmente Manuel Ávila Camacho fue electo y Maximino esperaba un puesto de primer orden en el gabinete y con toda seguridad la Presidencia en el siguiente periodo; sin embargo, Manuel no lo nombró como secretario pretextando que aún le restaban dos meses como Gobernador de Puebla. Maximino se vio forzado a permanecer en la gubernatura pero comenzó a vociferar contra los comunistas del Gabinete. Manuel Ávila Camacho, que tampoco era muy proclive a la izquierda, aprovechó estas protestas, que muchos sectores derechistas del país secundaban, para separar a los Secretarios señalados como izquierdistas, y por lo tanto cercanos a Cárdenas, y de esta forma consolidar más su poder. Así, en 1941 aprovechó esta coyuntura para concederle el deseo a Maximino y lo nombró Secretario de Comunicaciones y Obras Públicas. Se cuenta que en una ocasión un militar afectado de sus facultades mentales, el teniente Antonio de la Lama y Rojas atentó contra el presidente Ávila Camacho, y fue enviado a la penitenciaría, con la recomendación de que no se le molestara; al día siguiente Maximino lo mató. Desde que tomó posesión del cargo, Maximino comenzó a operar para lograr ser el sucesor de su hermano; a quienes le decían que el que la presidencia pasara de un hermano a otro no era posible les contestaba que él tenía muchos más derechos que su hermano para ser Presidente, pues había iniciado su carrera política primero que él. Pero conforme pasó el tiempo fue haciéndose consciente de que era imposible que llegara a ser candidato y ante esto decidió cerrarle el paso al Secretario de Gobernación, Miguel Alemán Valdés. En una comida lo llamó "facineroso" y anunció que lo mataría. Sin embargo, antes de que Maximino pudiera hacer algo contra la postulación de Miguel Alemán, falleció en México D.F.,  el 17 de febrero de 1945. Su muerte siempre ha quedado entre sospechas, pero nunca se realizó investigación alguna. La novela “Arráncame la vida” de Ángeles Mastretta está basada en la vida de Maximino Ávila Camacho. En el cuento de José Emilio Pacheco, "Tenga para que se entretenga", aparece como uno de los personajes. La exitosa película mexicana “Arráncame la vida” (adaptación cinematográfica de la novela homónima) está basada en gran parte en la vida de Maximino Ávila Camacho, representado en el personaje ficticio de Andrés Asensio.
Fuente:
http://es.wikipedia.org/wiki/Maximino_%C3%81vila_Camacho

Don Maximino Ávila Camacho partiendo plaza en el Toreo de la Condesa
http://omenlosmedios.blogspot.com/2009_08_07_archive.html

MAURICIO MENDOZA "EL TICHO" (XXXX - 1945)

Solo para efectos ilustrativos
Pase de Pecho
Andrés Martínez de León (Oselito) (1895-1978)

Consigna el docto cronista Rafael Gómez Lozano, propietario del blog enciclopédico en la Internet, "Toreros Mexicanos", que Mauricio Mendoza "El Ticho" (matador de novillos), se lanzó de espontáneo el 3 de noviembre de 1933 en la plaza de toros "El Toreo de la Condesa" y el novillo de Piedras Negras que pretendía torear le dio una cornada en el brazo. El 23 de agosto de 1936 hizo el paseíllo en ese coso junto a Julián Pastor y Silverio Pérez para lidiar una novillada de la ganadería de Ayala. El 11 de noviembre de 1945 murió asesinado en Apatzingán, Michoacán, México.
Fuente:
http://torerosmexicanos.blogspot.mx/2013/06/mauricio-mendoza-el-ticho.html

MARIANO CARBAJAL HURTADO (XXXX - 1945)

El escritor taurino peruano, y distinguido colaborador de LA FIESTA, don Mariano Carbajal Hurtado, víctima de un misterioso asesinato en la carretera de México a Guadalajara.
torerosmexicanos.blogspot.com

Refiere el afamado cronista Rafael Gómez Lozano, propietario del Blog enciclopédico ilustrado en Internet "Toreros Mexicanos", haber leído en la revista "La Fiesta" No 44, del 25 de julio de 1945, una editorial titulada: "Don Mariano Carbajal Hurtado, asesinado en México".- Nuestro buen amigo y colaborador de LA FIESTA, el escritor taurino peruano don Mariano Carbajal Hurtado, ha sido víctima de un misterioso asesinato. Hace dos semanas desapareció en esta metrópoli, siendo el primero en extrañarlo el fotógrafo, don Carlos Isunza, con quien cultivaba cordial amistad, y por la circunstancia de que diariamente, desde su llegada a México, acostumbraba visitar en las mañanas el estudio fotográfico Isunza.

En los diarios capitalinos hizo publicar el señor Isunza fotografías del señor Carbajal Hurtado, y esto permitió identificar un cadáver semidesnudo que se halló cerca de Toluca, al margen de la carretera que va a Guadalajara. Los despojos del escritor taurino peruano no prestaban señales de violencia ni herida alguna, pero si tenían los pulmones destrozados, y esto indica que seguramente la muerte fue producida por asfixia.

Las autoridades policiacas están trabajando activamente en la investigación de este misterioso asesinato, suponiéndose que los móviles del mismo hayan sido robar al Señor Carbajal Hurtado, que se dice tenía varios miles de pesos en un banco. Se descartan otros orígenes del crimen, pues no se sabe que tuviera enemigos de ninguna índole, llevaba una vida austera y por su gentileza y don de gentes se había captado la simpatía y el afecto de todos los que lo trataron.

Don Mariano Carbajal Hurtado, durante su estancia en nuestro país, distinguió a LA FIESTA y honró sus páginas con valiosas colaboraciones, y su muerte da a quienes hacemos esta revista, el más profundo y sincero pesar, esperando que la policía descubra a quienes lo asesinaron y que la justicia haga caer sobre ellos la espada de la ley.

A los familiares de nuestro infortunado amigo y colaborador, que residen en Lima, enviamos a través de estas líneas, el testimonio de la más rendida condolencia.

EDUARDO LICEAGA MACIEL (1924 - 1946)

Matador de toros mexicano muerto en 1946 por el toro “Jaranero”, cárdeno, nº 93 de la vacada de Concepción de la Concha y Sierra, que lo corneó de extrema gravedad cuando le daba el pase del “molinete”, justo en la región perineal izquierda que lo atravesó por completo, en la plaza de San Roque (Cádiz) el 18 de agosto de 1946. Trasladado rápidamente al Hospital Militar de Algeciras, se produjo allí el fallecimiento del torero de 22 años aquella misma noche, regresando su cuerpo a México para su sepelio. Ese día de la tragedia alternaba con “El Vito” y Antonio Chávez Flores.

Eduardo tuvo un debut normal, pero ascendió rápidamente. Cada tarde lucía mejor y se hizo el amo en la temporada de 1944 en El Toreo, donde ganó “La Oreja de Plata”. Ese ritmo lo conservó en España, donde hacía temporada con una brillantez y solidez fuera de serie. Se convirtió en un puntero en España, con contratos signados en todas partes y con la máxima jerarquía. Vamos, ya había firmado la alternativa en la feria de San Miguel en septiembre en la Real Maestranza de Sevilla. Pocos pueden decir esto. Su designio era trágico, el 18 de agosto de 1946 en San Roque un novillo de Concha y Sierra cortó de cuajo las ilusiones. Murió a consecuencia de ese percance, en plena gloria, en pleno poderío. En ese trágico festejo Eduardo vistió de grana y oro. David Liceaga,  su hermano, maestro de toreros, preguntó el tono del color del vestido: “grana y oro” le informaron. ¿Cómo?, exclamó el maestro David, con una mueca de dolor. No es posible que se haya vestido de ese color. David tenía aversión por ese tono de terno. ¿Acaso será que el rojo es el color de la sangre?

Don Juan José Zaldívar Ortega refiere de su rodaje taurino lo siguiente: << nació en la capital de la república mejicana el 20 de noviembre de 1922. Sus hermanos, el matador de toros David y el banderillero Mauro no querían que Eduardo siguiera la carrera de ellos y le costearon estudios de bachillerato. Sin embargo, el infortunado muchacho decidió dedicarse al arriesgado arte taurino. Muy joven aún, al toro, de nombre “Cortesano” de Santín, le cortó las orejas y el rabo, así como el trofeo que había en disputa. En 1945 emigró a la Península y llegó aquí el 5 de abril acompañándole su madre y su hermano. Primeramente tuvo 14 actuaciones previas a su presentación en Madrid, el 26 de agosto de 1945, sus alternantes fueron Rafael Llorente y "Andaluz Chico", novillos de Garro y Díaz Guerra. Liceaga cortó una oreja. El 18 de agosto de 1946 fue a torear a San Roque (Cádiz), alternando con "Vito" y Chávez Flores un encierro de Concha y Sierra. En su primer enemigo de nombre “Jaranero”, cárdeno, número 93  de la vacada citada, al cambiarse la muleta por la espalda, el toro lo empitonó y arrojó al suelo. Volvió a atacarlo por la entrepierna, teniéndolo suspendido largo rato y solo entonces se pudo hacer el quite. La herida cerca del ano era muy profunda, lo trasladaron al Hospital Militar de Algeciras, falleciendo a las 10 de la noche. Eduardo Liceaga era un torero muy fácil y decidido en todas las suertes. En España llevaba muy buena campaña y lo que más deseaba era que Carlos Arruza le otorgara la alternativa a fines de ese año. "

La crónica del erudito Juan José de Bonifaz Ybarra, en su libro “Víctimas de la Fiesta”,  refiere que << mexicano del Distrito Federal, de estirpe taurina, llego a ser EDUARDO LICÉAGA MACIAL (debiendo ser un error de imprenta porque su verdadero apellido era Maciel) una primera figura de la novillería de su tiempo. Antes de doctorarse en España al término de la temporada de 1946, toma parte en la corrida que el 18 de agosto de 1946 se celebra en San Roque (Cádiz), en la que se lidia un encierro del hierro de Concha y Sierra. La res que abre plaza, el cárdeno “Jaranero”, hiere profundamente en la región perineal al diestro azteca durante la faena de muleta. Se le practica una cura de urgencia en la enfermería de la plaza y es trasladado finalmente al Hospital Militar de Algeciras, donde expira a las diez de aquella misma noche. Su cadáver fue enviado, por vía marítima, a su México natal. "

"Don Víctor", el acreditado historiador y propietario del blog taurino: "A los Toros", relata en sus efemérides, que un 18 de agosto de 1946, actuando en la Plaza de Toros de San Roque (Cádiz), fué cogido mortalmente el mejicano Eduardo Liceaga cuando toreaba de muleta al primer novillo, "Jaranero", de Concha y Sierra; herida gravísima en la región glútea muy cercana al orificio anal. Con el fin de operarle en condiciones más óptimas que en la enfermería de la plaza lo trasladaron al Hospital Militar de dicha localidad, la gran pérdida de sangre que sufrió fué la causante de su fallecimiento a las diez y media de esa noche. Le acompañaban en el cartel Julio Pérez Herrera "Vito" y Antonio Chaves Flores.

Nació en Méjico el 20 de noviembre de 1922. En 1939 actuó en Tampico como sobresaliente de Juanita Cruz, al resultar cogida se encargó de matar los dos toros anunciados. Se presentó en "El Toreo" el 6 de agosto de 1944 estoqueando novillos de Rancho Grande en compañía de Nacho Pérez y Tacho Campos. Toreó por primera vez en Madrid -cortó una oreja- el 26 de agosto de 1945 junto a Rafael Llorente y Andaluz Chico, novillos de Garro y Díaz Guerra.


Eduardo Licega
Cortesía de
http://alostoros.blogspot.mx/