FLORENTINO BALLESTEROS SOLSONA (1893 - 1917)

Foto cortesía del Site Taurino de Dale Pierce Who´s Who

Nació el 9 ó el 11 de enero de 1893 en Calatayud (Zaragoza).  Tomo la alternativa el 13 de abril de 1916 de manos del célebre “Joselito”  en Madrid.  Le hirió gravemente en el pecho un toro de la dehesa de Benjumea de nombre, "Cocinero" el día  23 de abril de 1917,  en la Plaza de Las Ventas en Madrid., muriendo a los dos días en una pensión de esa misma ciudad. La cornada en el pecho  se produjo al dar un lance de capa y  fue de 8 cms de profundidad.

Ese día al torear su última corrida en Madrid, Florentino Ballesteros, con Manuel Mejías Rapela “Bienvenida” y  José Gómez “Gallito”, en una corrida compuesta por tres toros de Benjumea y tres de Gamero Cívico, la tercera res de Benjumea, que cerraba plaza, de nombre, “Cocinero”, y de pelo berrendo en castaño, cuando le daba el tercer lance de capa,  fue tropezado, enganchado y agitado, con el pitón hundido en el pecho, cerca o en el mismo sitio de la tremenda cornada que sufrió en Morón (Sevilla).

Ballesteros murió tras impresionante agonía, a las dos y veinticinco horas del 24 de abril de 1917, en la Fonda de los Leones, sita en la calle del Carmen en Madrid, donde se hospedaba habitualmente.

Recuerdo que estábamos entrenando en la plaza de Madrid,  y vimos desembarcar tres sobreros de Benjumea. Uno de ellos se partió un pitón, se lo arreglaron,  y con ese mismo pitón mató a Florentino Ballesteros”… De una “Entrevista a Marcial Lalanda”. J.L. Benlloch. 1981.

Tras una gran manifestación de duelo en Madrid, despidieron el cuerpo del torero, siendo trasladado a su casa de Zaragoza (El Hospicio) en donde se le recibió para celebrar la misa de Corpo-re in Sepulto, trasladando el féretro al Cementerio de Torrero. Zaragoza lloró la muerte del torero y se echó a la calle para acompañar a su ídolo.


Cortesía de
http://lafiestaprohibida.blogspot.mx/p/gestos-toreros.html

El erudito taurino español, don Juan José de Bonifaz Ybarra refiere de este personaje de la fiesta, que << todavía es recordada por tierras aragonesas la rivalidad que mantuvieron los novilleros Florentino Ballesteros Solsona y Jaime Ballesteros (Herrerín) durante los primeros años de la segunda década de nuestro siglo. El hecho de que el primeramente citado tuviera la triste condición de hospiciado desnivela la balanza a su favor en la pública apreciación. Muy poco más de un año permaneció Florentino en el escalafón de los matadores de toros, ya que al alternar en el coso de Madrid, el 23 de abril de 1917, con Manuel Mejías (Bienvenida) y José Gómez (Gallito) en la lidia de un encierro de la divisa de Gamero Cívico, la res que cerró plaza, “Cocinero” de nombre y berrendo en castaño de pelo, le corneó en el pecho al torearle de capa, con la inmediata secuela de su fallecimiento, ocurrido durante la madrugada del siguiente día. Trasladado su cadáver a su natal Zaragoza, se produjo una impresionante y espontánea manifestación de duelo, testimonio del cariño que siempre le dispensaron sus paisanos. "

El trágico día del percance de muerte de Florentino Ballesteros, correspondió a Manuel Mejías Rapela "Bienvenida" matar a "Cocinero", un toro muy grande, basto y poderoso. Faena embarullada al hilo de las tablas, donde ocupó de varios pinchazos para tumbar al animal. Ha de subrayarse, que Florentino Ballesteros, escribió con sangre, de principio a fin, su historia en el toreo, basta repasar lo acaecido el día de su alternativa; gesta que nos comparte "don Víctor" en su página virtual "A los Toros", donde apunta, que un 13 de abril de 1916, toma su alternativa en Madrid el zaragozano Florentino Ballesteros, de manos de "Joselito", que le cedió el toro "Campanario", de Santa Coloma, en presencia de Francisco Posada. El toro con mucho nervio entraba descompuesto por lo que Ballesteros, aunque decidido, torea movido y sin confiarse. De muleta empezó con un natural seguido de un admirable pase de pecho, se embarulla y al quite "Joselito". Al iniciar un pase es volteado, se levanta ileso, dos pases más, entra a matar, pincha, se queda en la cara y es cogido otra vez, cae el torero de pie y, sin que le de tiempo a rehacerse, es volteado nuevamente. Pinchazo hondo, que profundizó más a fuerza de capotazos, y descabello al tercer intento. Se fue a la enfermería de donde no volvió a salir. El parte facultativo decía: "Durante la lidia del primer toro ha ingresado en esta enfermería el diestro Florentino Ballesteros con contusiones en distintas partes del cuerpo y una de tercer grado en la cara posterior del muslo izquierdo; lesiones que le impiden continuar la lidia."


Tumba del valeroso espada de alternativa
Florentino Ballesteros
Cementerio de Torrero en Zaragoza, España
http://www.zaragoza.es/ciudad/cementerio/enlace/artepublico/itinerarios/cementerio/detalle_ArtePublico?id=142

MANUEL MORENA DELGADO (1888 - 1917)

Solo para efectos ilustrativos

“Maleta de Torero”  (1988)

Obra del pintor español Javier Sanz Barrera

Rehiletero cogido y muerto por un novillo el 2 de agosto de 1917 (Accidentes Oculares en la Tauromaquia I de 1801 a 1941, de los doctores Puertas y Celis)

 

Manuel Morena Delgado, banderillero bilbaíno, nacido el 12 de abril de 1888, falleció en 1917, cuando contaba 29 años de edad. El 2 de septiembre de 1917, toreó en la Plaza de Toros de Haro (Logroño), sufriendo una grave cogida. Se le trasladó a Bilbao para atender a su curación; pero sin duda, y a consecuencia de las molestias del viaje, se le agravó su lesión, que al principio no pareció tan importante, falleciendo el 9 de septiembre de 1917, es decir, a los siete días del percance. ¡Cuántos toreros heridos gravemente han muerto por la imprudencia de trasladarlos sin la autorización médica debida! Fueron suspendidos los toros embolados siguientes después de dicha cogida. Tenía el oficio de linotipista y trabajaba como tal en la imprenta del diario El Liberal, de la capital vizcaína. Ello no le impedía tomar parte en novilladas, en las que solía actuar a las órdenes de novilleros paisanos, sin formar fijo en alguna cuadrilla. (Crónica de don Juan José Zaldívar Ortega)

 

El erudito taurino, don Juan José de Bonifaz, refiere de su trágico acontecer,  que << compaginaba su actividad en los ruedos con su profesión de linotipista, que desempeñaba en el Diario El Liberal, de Bilbao, Manuel Morena Delgado. El 2 de septiembre de 1917 es herido en Haro (Logroño) por un novillo de la ganadería de Nicasio Casas y como consecuencia de ello deja de existir el inmediato día 9 de septiembre de 1917, en un centro hospitalario de su Bilbao natal. " 

POLLOLLO II (XXXX - 1917)

Solo para efectos ilustrativos

Obra del reconocido pintor español Roberto Domingo (1883 - 1956)

Refiere el estudioso cronista Dikey Fernández Vásquez que << el 18 de octubre de 1917 murió en la ciudad de Lima el picador de toros "Pollollo II" a consecuencia de una cornada sufrida en la Plaza de Toros de Acho. "

JOSÉ SEPÚLVEDA "JOSELETE ó JOSELE " (XXXX - 1917)

Solo pare efectos ilustrativos

“El Torero”

Mary Stevenson Cassatt (Estados Unidos, 1844-1926)

Refiere el dedicado historiador don Nilson Guerra Zambrano, al respecto de la muerte del novillero español José Sepúlveda “Joselete”, que en el libro "El toreo en Venezuela",  de Víctor José López  "el Vito", Editorial Aequitas C.A., Caracas, diciembre de  2007, que: << El  14  de noviembre de 1917, los anales taurinos venezolanos registran  la muerte del sevillano José Sepúlveda "Joselete", quien en 1916 había sido contratado  por la empresa  de  Caracas, donde realizó destacadas actuaciones. El empresario de Valencia le  contrató para dos tardes, para que alternara  con el venezolano José Bermúdez, "Chicuelo de Caracas", con quien actuó en tarde de triunfo en El Circo Teatro. El éxito de “Chicuelo”, quien era valiente y desmañado,  y  de “Joselete”, estimuló  al empresario a repetir  el cartel al domingo siguiente, con toros  del general Paco Batalla, encierro escogido por su descomunal trapío. El tercero  de la tarde  en aquella fatal efemérides era un toro meleno, aldinegro y astifino, con muchos pies y muy reservón.  Joselete, a quien le correspondió este toro, abrevió con la capa y estuvo valiente en banderillas. Con la muleta salió  a jugársela, pero el avispado toro se le coló en un muletazo por bajo enganchándole por la parte posterior del muslo derecho.  “Chicuelo” le hizo el quite, y “Joselete” prosiguió la lidia, entrando a matar con las facultades mermadas.  Pinchó en un par de oportunidades y recurrió  a la puntilla, para rematar al toro que, sintiéndose herido alargó el cuello prendiendo al matador por el mentón y enganchándole luego por la región inguinal. “Joselete” entró en la enfermería en estado preagónico. Expiró en la mesa de operaciones.  Esta corrida terminó  muy entrada la noche, cuando ya el cadáver del infortunado diestro se encontraba en la capilla en  la casa  de una señora de nombre Balbina "

 

Respecto de este mismo lidiador, el maestro Juan José Zaldívar Ortega refiere que <<José Sepúlveda (Josele), matador de novillos, que apenas fue conocido por la afición española, ya que trabajó en América casi siempre. El 17 de marzo de 1912 inauguró una Plaza de Toros en Mendoza (Buenos Aires). El 11de octubre 1914 actuó en la Plaza de Toros de El Toreo de la Condesa (ciudad de México, D. F.), con ganado de la hacienda de San Diego de los Padres, y  tuvo una tarde de mucho lucimiento. El 14 de noviembre de 1917 se celebró en la Plaza de Toros de Valencia (Venezuela) una novillada con toros del país, y en ella alternó él con José S. Bermúdez (Chiquito de Caracas). El tercer toro, grande y de poder, fue toreado y estoqueado valientemente por Josele, que al descabellarlo resultó empitonado por la mandíbula, le acometió en el suelo y le infirió dos cornadas gravísimas en la región pectoral derecha y en la inguinal izquierda. De la enfermería, donde se le hizo la primera cura, se le trasladó a una clínica, y a la siete y media de la noche expiró. "

 

El erudito taurino español, don Juan José de Bonifaz Ybarra, en su libro “Víctimas de la Fiesta”, refiere que << muy poco conocido en ruedos españoles, el sevillano José  Sepúlveda (Joselete) había actuado en diversos de México, Venezuela e, incluso, Argentina. En la Valencia venezolana actúa el 14 de noviembre de 1917 y es cogido y recogido cuando trataba descabellar a un astado, que le produciría heridas en mandíbula, zona pectoral derecha e ingle izquierda, las que provocarían su fallecimiento a última hora en esa misma tarde. "

PEDRO PAVESIO "FORMALITO " (1878 - 1917)

El antiguo coso de Tetuán de las Victorias estuvo situada en la actual C/Bravo Murillo 297 con vuelta a la C/ Ceuta justo en una parte de la actual Plaza de la Remonta, Madrid, España

Matador de novillos vallisoletano, nacido el 1de agosto de 1878, y que falleció en Valladolid en 1917, a los 39 años de edad, a resultas de una cogida sufrida el año anterior, que le dejó inútil para la profesión. Fue un torero del montón, pero valiente hasta sufrir sin amilanarse numerosos percances, como el último referido. Comenzó a trabajar como tal en 1900, pero haciéndolo sólo en plazas de Castilla la Vieja, en las que era muy conocido y popular. En 1912 inauguró la Plaza de Toros de León, toreando él solo cuatro novillos de Carrero. Fue alcanzado al torear de capa por el segundo, hiriéndose en la cabeza al caer. En 1916, como reseñamos, sufrió una cogida seria en la Plaza de Toros de Tetuán de las Victorias (Madrid), quedando como hemos dicho ya inútil para el toreo. (Crónica del maestro Juan José Zaldívar Ortega)

MAGGIE WRIGHT (MRS. ED WRIGHT) (XXXX - 1917)

Maggie Wright falleció una semana después que se le tomó esta foto

Cortesía del Sitio Web

http://ericksonartstudio.com/OurOils.aspx

En 1917 Mrs. Ed (Maggie) Wright fue muerta en Denver Colorado en los EE.UU., poco después de haber ganado el campeonato de monta en silla de broncos en el afamado certamen “The Cheyenne Frontier Days” en Wyoming. Según comentan, el óbito de Maggie se produjo en un desafortunado accidente ocurrido mientras trabajaba para una compañía de cine. Al parecer el caballo cayó hacia atrás sobre una barda fracturándole el cráneo. Desde 1900 hasta principios de 1930, las mujeres vaqueras competían en los mismos Rodeos y en las mismas suertes que los hombres en la misma búsqueda de premios y de fama.

 

Fuente: Joel H. Bernstein/ The History and Lore of Rodeo

ANTONIO GAXIOLA DELGADILLO (1890 - 1917)

Cortesía de

http://poesiaendurango.blogspot.com/

Refiere el historiógrafo taurino, Rafael Gómez Lozano (Dientefino), haber leído en el libro de don Guillermo Castillo Casas, “Crónicas de la Plaza Vieja” (Los Toros en Durango 1897/1917), página 161, y  publicado en 2001, que: con motivo de la cogida y muerte de Antonio Montes por el toro “Matajacas” de Tepeyahualco, en corrida celebrada en la ciudad de México el 13 de enero de 1907, el periódico “La Evolución” de la ciudad de Durango publicó una terrible catilinaria en contra de la fiesta de toros, en tono fogoso y apasionado, esgrimiendo conceptos erróneos típicos de los enemigos de la fiesta, todo ello envuelto en una marcada animosidad contra todo lo que representaba nuestra herencia española. Su autor fue un joven estudiante del Instituto Juárez, de nombre Antonio Gaxiola y de 14  años de edad, que colaboraba en el periódico. Este joven que llegó a alcanzar gran fama como poeta, se unió posteriormente a la Revolución, muriendo en combate por su misma fogosidad, cuando solo contaba con 27 años de edad. De allí en adelante, ya fuera por la influencia de de Gaxiola o por alguna otra razón, las crónicas de toros desaparecieron casi por completo de “La Evolución”, quedando reducidas a una simple mención de los festejos efectuados.

 

Antonio Gaxiola Delgadillo nació en la ciudad de Durango, el 25 de julio de 1890, de composición profunda y de gran calidad poética. Fue agudo en la poesía de carácter social, criticando y fustigando con un verso al gobierno decrépito y decadente de la dictadura. En el verso romántico con el que le cantó a la mujer de preferencia, fue delicado y fino. Por su manifiesta filiación revolucionaria fue destacado miembro del Comité Local del Partido Antirreleccionista de Durango junto con Pastor Rouaix, Silvestre Dorador, Carlos Patoni y Luís Alonso y Patiño, Comité que se organizó con la visita que hizo Francisco I. Madero a la ciudad. Cuando Victoriano Huerta asesinó al Presidente Madero, Antonio Gaxiola, era director del periódico “El Demócrata” único medio de información que defendía la causa de la revolución y orientaba al pueblo para que se incorporara al movimiento. Cuando todos los periódicos aplaudieron la muerte de Madero, Gaxiola en el demócrata, se atrevió a decir: “Ha muerto Madero pero no su ideología libertaria y quedamos los maderistas”. Esta actitud abiertamente liberal le acarreó el odio de la burguesía y clase acomodada. Posteriormente militó en las filas de la División del Norte, recibiendo el grado de Coronel por el General Francisco Villa, ya que cuando se presentó la escisión entre Villa y Carranza el coronel Gaxiola optó por el primero. Más tarde se incorporó al carrancismo prestando sus servicios como coronel a las órdenes del General Francisco Murguía, con quien lo sorprendió la muerte en el combate de Chihuahua el 30 de marzo de 1917. Por gestiones de Silvestre Dorador, sus restos fueron traídos a Durango y reposan en el Panteón de Oriente de esta ciudad. Murió a los 27 años de edad, cuando su vida y su obra empezaban privándose el Estado de un gran hombre.Su nombre esta inscrito con letras de oro en el recinto oficial del H. Congreso del Estado de Durango, México.

Fuente:

http://www.cbtis89.edu.mx/noticias.php

JULIÁN ECHEVARRÍA (XXXX - 1917)

Foto publicada en el "Sol y Sombra" del 13 de noviembre del año de 1913.
A la izquierda de Joselito, y con sombrero claro, Don Julián Echevarría (Julianón), empresario de Madrid.
http://larazonincorporea.blogspot.mx/2011/09/joselito-el-gallo-iii-una-tijera-de.html

El 16 de julio de 2014 recibí un amable correo electrónico del historiador taurino Rafael Gómez Lozano, quien mantiene en la Red el Blog Enciclopédico "Toreros Mexicanos", donde me hace llegar en forma digital un recorte del "Anuario Taurino de 1917" de Enrique Minguet "Pensamientos", donde anota (páginas 144-146) JULIÁN ECHEVARRÍA.- A consecuencia de un accidente automovilista falleció el día 25 de julio el que fue gerente de la empresa de la Plaza de Toros de Madrid, D. Julián Echevarría. De lamentar es que en plena lucha y en la plenitud de la vida hallase la muerte el que en todos sus actos fue un perfectísimo caballero. Julián Echevarría era todo un carácter; hombre tan simpático como tenaz, consiguió crearse una posición envidiable después de arduos años de lucha, en los que acreditó su honradez acrisolada y su experiencia singularísima y buen tino para los negocios. Cuando tenía una fama adquirida; cuando la suerte en los asuntos era constante compañera suya, quiso el destino segar una vida necesaria y útil en este terrenal mundo. Al frente de la Plaza de Toros de esta corte logró adquirir verdadera popularidad; su deseo constante fue siempre satisfacer los deseos de los aficionados, para lo que jamás escatimó la compra de ganado de fama y el contrato de los mejores toreros. Supo, por lo general, corresponder a los deseos de la afición, y ésta respondió también a todos los llamamientos, agotando en muchas ocasiones las localidades de que consta el amplio circo matritense. El nombre de Julián Echevarría como gerente de la Plaza de Toros de esta villa ha quedado grabado en los anales de la fiesta nacional; como consecuencia, siempre será recordado con respeto y simpatía.

VICENTE AZNAR AYCART "ALMENDRO DE VALENCIA " (1888 - 1918)

Cortesía de
http://lafiestaprohibida.blogspot.mx/p/gestos-toreros.html

Novillero cogido por un novillo  el 7 de abril de 1918 y que fue muerto al día siguiente.

 

Al respecto de este infortunado lidiador, don Juan José Zaldívar Ortega nos refiere en su obra “Víctimas del Toreo”,  que fue un << matador de novillos, que nació en Valencia España el 27 de noviembre de 1888, y que falleció el 8 de abril de 1918, a los 30 años de edad, a consecuencia de una cornada sufrida el día antes. Trabajó en plazas de cierta importancia y por vez primera en el coso de Ciudad Real el  29 de junio de 1910, y le vio por primera vez el público madrileño, en la plaza de Tetuán de las Victorias el 19 de julio de1910. El 25 de julio de 1912 alternó en Segovia con León Bosqued Braojos (Leoncillo), y el cuarto novillo de la corrida, de la ganadería de don Miguel Gila, le alcanzó al torearlo de capa, dándole un porrazo de gravedad en la cabeza y una contusión en la pierna derecha, perdiéndose seguidamente su pista. Aunque Almendro de Valencia siguió toreando los años siguientes, no logró afianzar su nombre hasta el 7 de abril de 1918 en que fue a torear una novillada de don Félix Gómez a Puertollano (Ciudad Real), como banderillero en la cuadrilla de Gavira. Uno de los novillos le alcanzó, hiriéndole de tal gravedad que falleció la noche del siguiente día 8 de abril de 1918, tras espantosa agonía.

 

El ilustre historiador español, don Juan José de Bonifaz Ybarra,  lo compendia en su obra “Víctimas de la Fiesta”,  como MANUEL AZNAR AYCART (ALMENDRO DE VALENCIA), refiriendo que << había ya cambiado muleta y estoque por capote de brega y banderillas cuando viaja a Puertollano (Ciudad Real) para tomar parte en una novillada que se celebra el 7 de abril de 1918. Allí es corneado por un cornúpeta de la ganadería de Félix Gómez, que le produce tan serias heridas que el fallecimiento se registra al siguiente día. "

NICOLÁS JIMÉNEZ ARJONA "REMELLAO " (1875 - 1918)

Nicolás Jiménez López
Cortesía de
"Jinetes de Jaripeo y Jaripeyeras de Corazón"

Banderillero de novillos, nacido en Algeciras (Cádiz) el 23 de agosto de 1875, falleció en 1918, a los 43 años de edad. El 7 de abril de 1918, toreando en la Plaza de Toros de la Línea de la Concepción (Cádiz), sufrió una cornada mortal. Según don José María de Cossío "…fue de regulares facultades para la lidia", trabajó en diversas cuadrillas, casi siempre en plazas de Andalucía, principalmente en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. El 17 de octubre de 1909 fue cogido por un novillo de don Felipe Salas, que le ocasionó una herida de tres centímetros de profundidad en el muslo derecho, que interesó la arteria ilíaca. (Crónica de don Juan José Zaldívar Ortega/ de su obra “Víctimas del Toreo”).

Don Juan José de Bonifaz Ybarra, el erudito taurino,  refiere en su obra “Víctimas de la Fiesta”, que << el 7 de abril de 1918 se produjo la cogida de Nicolás Jiménez Arjona (Remellao), ésta en el coso de La Línea de la Concepción (Cádiz). Un astado de la divisa de Gallardo le infiere tan importantes lesiones que la muerte se presentó el día 17 del propio mes de abril de 1918. "

Como cultura general, “La Línea de la Concepción” es un municipio español perteneciente a la comarca del Campo de Gibraltar, situado en la provincia de Cádiz, en la comunidad autónoma de Andalucía. En el año 2008 contaba con 64,240 habitantes. Se asienta sobre el istmo arenoso que une el Peñón de Gibraltar con la costa, en el flanco este de la Bahía de Algeciras, entre Sierra Carbonera y el Peñón de Gibraltar.


Funerales de Nicolás Jiménez López también conocido como "El Nico de Tuxpan, Nayarit"
Cortesía de
"Jinetes de Jaripeo y Jaripeyeras de Corazón"

ANTONIO MORALES "GADITANO " (XXXX - 1918)

Solo para efectos ilustrativos

“Corrida en el cielo” (2006)

Obra del pintor español Juan Pablo García Raja

Novillero de capeas que fue cogido y muerto por un novillo el 12 de mayo de 1918.

 

Al respecto de Antonio Morales “Gaditano”, el erudito Juan José Zaldívar Ortega ha investigado que se trata de un << torerillo novillero-espontáneo, sin duda nacido en Cádiz, que no ha dejado en la historia de la tauromaquia más fecha memorable que la de su desgraciada muerte en el papel de espontáneo. Acaeció el día 12 de mayo 1918, en la Plaza madrileña de Carabanchel. Lidiaban una novillada los diestros “Ale”, “Angelete” y “Pastoret”, cuando al salir el sexto novillo, de García de la Lama, se lanzó al ruedo “el Gaditano” provisto de una harpillera. Al lancearle, sirviéndole de capa, fue cogido y corneado horriblemente. Sufrió una herida grave en el muslo izquierdo y otra mortal en la espalda penetrante en la cavidad torácica, falleciendo en el Hospital. En el retrato que publicó algún periódico aparecía vestido de torero, por lo que puede deducirse que ya antes había toreado alguna vez. "

 

El erudito taurino, Juan José de Bonifaz Ybarra, refiere de esta víctima de la fiesta, que << otro espontáneo – “Capitalistas” se les llamó con escarnio en numerosas ocasiones-, Antonio Morales (Gaditano), moría al ser cogido por un novillo de García de la Lama en la madrileña plaza de Carabanchel, el 12 de mayo de 1918. "

JOSÉ ALFONSO "VALENCIA " (1884 - 1918)

Solo para efectos ilustrativos

“José Gómez Ortega”  (Joselito) y

 donde se aprecian sus banderilleros “Cantimplas”  y “Blanquet”

Cuadro del famoso pintor Carlos Ruano Llopis

 

Refiere el dedicado investigador venezolano, don Nilson Guerra Zambrano, que en el libro "El toreo en Venezuela",  de don Víctor José López  "el Vito", Editorial Aequitas C.A., Caracas, diciembre de  2007 se cita lo siguiente respecto de este personaje: <<José  Alfonso "Valencia",  subalterno español,  murió el 4 de junio de 1918 por herida del toro "Rumboso" de la dehesa de don Juan Malpica, en la Plaza Circo Teatro de Valencia, Estado Carabobo, en Venezuela. Estaba en la cuadrilla del torero venezolano José Bermúdez "Chicuelo de Caracas". La fatal  cornada llegó cuando “Valencia” clavó un par contrario, infiriéndole una herida profunda y de mucha hemorragia en  la región inguinal. Tras las primeras curas el torero levantino, nativo de Valencia España,  fue trasladado al Hospital de San José de Tarbes, en la capital  de  Carabobo. Su entierro en el Cementerio Nuevo  de Valencia Venezuela fue una sentida manifestación de dolor. "

 

Por su parte,  el erudito español, don Juan José Zaldívar Ortega refiere que << José Alfonso (Valencia), banderillero natural de Valencia, nacido el 4 de junio de 1884, falleció el 17 de junio de 1918. Después de torear sin fortuna por los ruedos españoles, marchó a América en la cuadrilla de “Chiquito de Begoña”, y se quedó a residir en Venezuela, donde toreaba en casi todas las corridas que se celebraban en aquella República. El 4 de junio de 1918, en una novillada nocturna en la plaza de Valencia (Venezuela), y al banderillear el segundo novillo, de don Vicente A. Rosales, le infirió una enorme cornada en el vientre, a consecuencia de la cual falleció el citado día. "

 

Don Juan José de Bonifaz Ybarra, el erudito taurino, refiere en su obra “Víctimas de la Fiesta”, que << un valenciano español, José Alfonso (Valencia), habría de morir curiosamente en la venezolana Valencia, el 17 de junio de 1918, como consecuencia de la cornada en el vientre que le propinó un novillo de la divisa de Vicente Rosales el día 4 del mencionado mes. Hacía años que residía en Venezuela, donde había llegado con la cuadrilla de Rufino San Vicente (Chiquito de Begoña).

 

 

ENRIQUE FUENTES (XXXX - 1918)

Antonio, hermano de Enrique Fuentes, fue un gran banderillero. En la imagen, preparándose para un quiebro. (*)

Banderillero de modestas aptitudes, cuyo nombre no figura en el Cossío, ya que no se trata del hermano del matador Antonio Fuentes y Zurita, del que sólo tenemos la  referencia de su trágica muerte el 19 de septiembre de 1918 en la placita de toros de Navalcarnero. (Crónica y fotografía (*) cortesía  de don Juan José Zaldívar Ortega- “Víctimas del Toreo”- Edición 2009 en la Web)

 

El historiador, Juan José de Bonifaz Ybarra, refiere de esta víctima de la fiesta, que << en su patria chica, la población madrileña de Navalcarnero, halló la muerte el joven Enrique Fuentes pocos minutos después de haber sido cogido y corneado por un morlaco lidiado el 19 de septiembre de 1918 en un festejo económico. " 

MANUEL GORDALES (XXXX - 1918)

Plaza de toros dentro del Castillo de los Templarios de Fregenal de la Sierra

Lidiador que fue  cogido y muerto por un toro de nombre “Fundidor” el 21 de septiembre de 1918 en la plaza de Fregenal de la Sierra. 

DEL BLANCETT (XXXX - 1918)

Solo para efectos ilustrativos

Foto de Bertha Blancett (1883-1979), esposa de Del Blancett

Cortesía del Sitio Web:

http://www.australianwesternhorseshowcase.com.au/Features/stories/usa-hall-of-fame-women.htm

Heroico campeón mundial de “Bulldogger”, fue esposo de la amazona Bertha Kaepernik Blancett, la afamada vaquera campeona del mundo que trabajo en muchos shows de rodeo norteamericanos y de otros países. El matrimonio de admirados vaqueros estuvo radicando en California, donde incursionaron en el doblaje de jinetes en películas de cine con la compañía “Bison Pictures”, entablando amistad con los actores Tom Mix y Hoot Gibson. Del Blancett falleció abruptamente en 1918, cuando habiéndose unido al cuerpo de caballería canadiense, fue víctima de un francotirador alemán durante la primera guerra mundial. En ese momento formaba parte de la Unidad de Caballería de Lord Strathmore en Francia.

 

Fuente:

Joel H. Bernstein/ Wild Ride: The History and Lore of Rodeo

ROMÁRICO GONZÁLEZ GONZÁLEZ (XXXX - 1918)

Don Luis Ruiz Quiroz el afamado historiógrafo taurino que publica sus efemérides en la página en la Internet "Campo Bravo-México" de la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia (ANCTL) refiere que el 30 de septiembre de 1918 muere en México el ganadero Romárico González a consecuencia de una cornada en un ojo recibida el día 12 anterior, en su ganadería.

En sus orígenes la hacienda de San Mateo Huiscolotepec servía de paso a los viajeros que cruzaban del puerto de Veracruz a la ciudad de México y viceversa. En 1835 fue adquirida a los padres Betlehemitas por don Miguel de Miranda y éste se la arrendó a don Mariano González Fernández, hasta que la compró en 1856. Desde entonces es propiedad de la familia González. Un hijo de don Mariano, don José María González Muñoz fundó ahí, en 1874, la ganadería de Piedras Negras, con vacas criollas que pastaban en el Rancho de Zacatepec, una fracción de la hacienda, y sementales de bravo que adquirieron de San Cristóbal la Trampa él y su primo José María González Pavón, quien fundó Tepeyahualco. Al principio le ayudaron sus hermanos, don Manuel y don Carlos González Muñoz, quien después formaría, con su parte de Piedras Negras, en 1907, Coaxamaluca, en una fracción de la hacienda. Con ellos empezó a tentar a campo abierto los primeros productos pero logró resultados poco alentadores. Se presentó en la ciudad de México, en la Plaza San Rafael, el 30 de octubre de 1887 con dos toros de Arriba Hermanos y tres de Piedras Negras para Diego Prieto Cuatro Dedos y Carlos Borrego Zocato. Ese año, en la temporada de la Plaza Colón de la misma ciudad, se realizó una corrida benéfica y quedó un sobrero de Pablo Benjumea, que fue el primer semental español en padrear en Piedras Negras y ligó muy bien. Después agregaron uno de Miura en 1895 y 9 de Murube, 3 en 1896 y 6 en 1905. Don José María dejó a sus sobrinos, don Lubín y don ROMÁRICO GONZÁLEZ GONZÁLEZ, al frente de Piedras Negras. En 1905 pasó a manos de don Lubín, quien agregó 10 vacas y 2 sementales del Marqués de Saltillo en 1908 y administró la ganadería hasta su muerte, el 2 de agosto de 1928. Entonces, por convenio especial con los otros herederos, fue su sobrino, don Wiliulfo González, el que se encargó de ella. Por su parte, don ROMÁRICO GONZÁLEZ GONZÁLEZ había formado la dehesa de "La Laguna" (divisa tabaco y oro) en 1908, con vacas de Tepeyahualco y un semental de Eduardo Ibarra. Piedras Negras fue la primera ganadería mexicana que se presentó en España. Lo hizo en San Sebastián en 1929. Don Wiliulfo falleció (trágicamente al caerse de un caballo) el 21 de agosto de 1941 y su hijo mayor, don Romárico González González vio por ella hasta 1952, cuando don Raúl González se puso al frente. Al morir don Raúl, heredó la ganadería a su hijo don Marco Antonio quien con profundo respeto y amor por sus antepasados sostiene muy en alto los colores de esta divisa madre de la ganadería brava mexicana. Rafael Ortega en Guadalajara indultó a un toro cárdeno marcado con el número 43 en el año 2000.
Fuentes:
http://taurino.tlaxcala.gob.mx/index.php/informacion-taurina/ganaderias-tlaxcaltecas/piedras-negras
http://haciendalalaguna.com.mx/

LA MUERTE DEL HEROICO ESPONTÁNEO SALVADOR URRUTIA EN ( - 1918)

http://www.repitehuandacareo.com/

Refieren en la pagina de Internet: "Huandacareo.org" que tal vez al caminar por las calles y recorrer los rincones de Huandacareo, Michoacán, México, acuda a la memoria un acontecimiento de valentía que quedó registrado en las páginas de la historia, precisamente la batalla que libraron ochenta y dos moradores del poblado contra mil quinientos hombres comandados por el bandolero José Inés Chávez García. Al negarle apoyo los habitantes de Huandacareo, el forajido José Inés Chávez García cumplió su promesa de atacar el poblado el 8 de enero de 1918. Aquella tarde, Salvador Urrutia, egresado del Colegio Militar de México y quien alguna vez combatió al lado de Francisco Villa, se unió a Nicolás Núñez, jefe de la tenencia y de la defensa civil, contando con la participación de pobres y ricos de Huandacareo Michoacán. Organizaron la resistencia, apoyados por más de ochenta hombres divididos en cinco retenes, mientras ancianos, mujeres y niños se refugiaron en el templo, temerosos y suplicando la intervención divina al Señor del Amparo, el mismo que centurias antes había logrado que la tierra devorara los ídolos de piedra de sus antepasados. La defensa fue heroica. Repelieron a José Inés Chávez García y a sus secuaces. Y la vida, por cierto, es curiosa, porque el valiente Salvador Urrutia, quien tantas veces peleó al lado de Doroteo Arango, más conocido como Francisco Villa, y que fue uno de los principales defensores de Huandacareo, murió el 5 de octubre de 1918 debido a la cornada que sufrió en Morelia al participar como torero espontáneo.

Sirva de homenaje el evocar, que la heroica defensa de Huandacareo Michoacán comandada por Urrutia, es el detonante para la posterior aniquilación total de J. Inés Chávez García, bandolero, apodado "El Atila Michoacano", que con sus huestes, robaron mataron y ultrajaron a pobladores de una gran extensión del territorio michoacano, ya que en el último y desesperado intento de su inmoderada expansión, atacó la población de Uriangato, Guanajuato, mismos que solicitaron el apoyo del experimentado Urrutia, quien con pocos hombres, y usando táctica de ramas colgadas a los caballos, para que con la polvareda, simularan una gran cantidad de hombres, dieron drástica derrota al ya de por si derrotado y diezmado bandolero, que murió al poco tiempo después.
Fuente:
http://www.repitehuandacareo.com/

RAFAEL NAVARRO HURTADO (1886 - 1919)

Solo para efectos ilustrativos

“Taurus II” (2008)

Óleo sobre lienzo del pintor colombiano Juan Carlos Ospina Ortiz 

Novillero de Huelva que resulta corneado en la Plaza de las Arenas de Barcelona el 25 de mayo de 1919 y fallece el 29 del mismo mes a consecuencia de las heridas. El causante de la tragedia fue el novillo de la ganadería española de don Patricio Sanz (No 65), de pelaje castaño y bien armado, bautizado con el nombre de “Boticario” que se lidió en la plaza de las Arenas de Barcelona, quien le cogió al entrar a matar, infiriéndole una cornada en la región anterosuperior del muslo izquierdo a la altura de la ingle destrozándole la femoral. En la enfermería le fueron administrados los sacramentos; pero una vez ligado el vaso, reaccionó algo, pudiendo ser trasladado al hospital. El día 27 hubo necesidad de amputarle la pierna -como al diestro Antonio Sánchez “Tato”-, y el día 29 de mayo de 1919 falleció a consecuencia de una peritonitis que le sobrevino, a las diez y media de la mañana, en el Hospital de la Santa Cruz, cama número 11 de la sala del Santo Cristo.

Abundando sobre la andadura taurina de este artista de la fiesta, don Juan José Zaldívar Ortega relata  que fue un << matador de novillos, nacido en Huelva el 14 de junio de 1886, y que  falleció en 1919, cuando contaba con 33 años de edad. La tarde del 25 de mayo de 1919, salió a torear sin entrenarse absolutamente nada –curiosamente ningún espectador pudo notarlo-, a la Plaza de Toros de Las Arenas de Barcelona, alternando con “Pedrucho” y Gonzalo Mora. Al torear de muleta a su primer novillo, de la ganadería de Patricio Sanz, segundo de la tarde, fue atropellado al dar un molinete, y el público, previendo una desgracia, pidió que fuera retirado el toro al corral. Ello hizo que “Navarrito” se precipitara a entrar a matar no estando el novillo –de nombre Boticario-, castaño y bien armado en suerte, siendo cogido por la ingle izquierda, causándole el cuerno la rotura de la arteria femoral. En la enfermería le fueron administrados los sacramentos; pero una vez ligado el vaso, reaccionó algo, pudiendo ser trasladado al hospital. El día 27 hubo necesidad de amputarle la pierna, y el día 29 de mayo de 1919 falleció a consecuencia de una peritonitis que le sobrevino, a las diez y media de la mañana, en el Hospital de la Santa Cruz, cama número 11 de la sala del Santo Cristo. De aprendiz de imprenta,  pasó a aficionado a las capeas, consiguiendo salir a torear en la plaza de su ciudad natal el año 1908, alternando con “Machaquito de Sevilla” y “Reverte II” con toros de Carvajal, el 2 de mayo de 1909, y con novillos de Miura, toreó por primera vez en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. Apenas toreó fuera de Andalucía, y aun en su región acabó por olvidársele. En 1916 marchó a Barcelona a buscarse la vida como fuera, empleándose como peón en la carga y descarga en barcos del muelle. Y así sin entrenamiento alguno, salió desgraciadamente a torear en la plaza de las Arenas de Barcelona, la tarde aciaga del 25 de mayo de 1919. "

El ilustre historiador, Juan José de Bonifaz Ybarra, refiere que << en la plaza de Las Arenas, de Barcelona, se celebró el 26 de mayo de 1919 una corrida en la que Rafael Navarro Hurtado (Navarrito de Huelva) habría de alternar con Pedro Basauri (Pedrucho) y Gonzalo Mora en la lidia de novillos del hierro de Patricio Sanz. La res salida en segundo lugar le infirió una cornada, al ser estoqueada, en la ingle izquierda, con rotura de la arteria femoral, la que fue prestamente ligada en la enfermería del coso. Se envía al herido al Hospital de la Santa Cruz, donde se le amputa la pierna afectada al día siguiente, lo que no impide el óbito del diestro en la mañana del inmediato día 29 de mayo de 1919. "

MANUEL LÓPEZ "BOLA" (XXXX - 1919)

Solo para efectos ilustrativos

Foto del la Plaza de Toros de Santisteban del Puerto (Jaén) España

Cortesía del Sitio Web: jaentaurino.blogspot.com

 

Novillero corneado por un novillo el 4 de junio de 1919, fue muerto el 13 del mismo mes a consecuencia de sus heridas.

Al respecto, el cronista hispano-zacatecano Juan José Zaldívar Ortega, refiere que este lidiador fue un << matador de novillos cordobés. Torero sin fortuna, actuando largos años por esas plazas de pueblos, ganando poco y exponiendo mucho. Se dedicó algunas temporadas al toreo cómico, en donde consigue popularidad, pero no dinero. Y una tarde, la del 1 de junio de 1919, en Santisteban del Puerto, un morucho le infirió una cornada de 12  centímetros en la región perineal, a consecuencia de la cual fallece el 13 en el hospital de dicho pueblo. "

Don Juan José Bonifaz, el ilustre erudito taurino español y autor del afamado libro “Víctimas de la Fiesta”, refiere que << actúa un tanto a caballo entre los toreos serio y cómico el cordobés Manuel López (Bola), lo que ya indica, sin mayor concreción, la escasa categoría artística que llegó a alcanzar. Al intervenir en un festejo celebrado el 4 de junio de 1919 en Santisteban  del Puerto (Jaén), es herido en la región perineal a cuyas resultas fallecería el día 13 del mismo mes en el hospital de la citada villa. "  

Por su parte, el afamado cronista, ya difunto, "Pepe Alameda", refiere en su obra Crónica de Sangre, que " un novillero de mote "El Bola", es cogido de muerte en junio 4 de 1919, en la plaza de Santisteban del Puerto, por un toro de Goiz. "

MIGUEL CEREZO VARGAS "PESCADERO " (XXXX - 1919)

Solo para efectos ilustrativos

“La Estancia II” (2008)

Óleo sobre lienzo del excelso pintor colombiano Juan Carlos Ospina Ortiz 

Picador cogido y muerto por un novillo el 29 de junio de 1919 (Fuente: Accidentes Oculares en la Tauromaquia I de 1801 a 1941 de los doctores Puertas y Celis).

Don Juan José de Bonifaz, el ilustre historiador, refiere de esta víctima de la fiesta, que << un novillo de la ganadería de Goizueta Hermanos, lidiado en Málaga el 29 de junio de 1919, propinó tal porrazo al modesto subalterno de a caballo Miguel Cerezo Vargas (Pescadero), que a consecuencia de las lesiones producidas dejó de existir poco después de ingresar en la enfermería de la plaza. "

EZEQUIEL GARCÍA BRIONES (XXXX - 1919)

Solo para efectos ilustrativos
“Maestro” (2006)
Obra de la pintora española María José García Barrientos

Refiere don Antonio Santainés Cirés,  que << Ezequiel García Briones fue un picador que fue muerto por un toro en la antigua plaza de toros de La Barceloneta el 29 de junio de 1919. Sufrió una caída con fuerte contusión,  seguida de hemoptisis interna y murió dos días después. >>

"Don Víctor", el cronista madrileño propietario del "Blog Taurino A los Toros" consigna en sus leídas efemérides, que un 29 de junio de 1919 se lidiaron en la Barceloneta seis novillos de López Plata. El picador Ezequiel García Briones fue derribado del caballo con suma violencia y falleció dos días más tarde por expectoración sanguínea proveniente de los pulmones. La terna estaba compuesta por "Andaluz", mal en su primero y bien en el otro; "Jumillano", bien en el segundo de la tarde y superior en el quinto, cortó una oreja y dio la vuelta al ruedo y "Pedrucho", mal en su lote.

LUIS MUÑOZ CAÑA (1899 - 1919)

Solo para efectos ilustrativos

“El Estatuario” (2004)

Obra del pintor español Leopoldo González Andrades 

Novillero cogido por un novillo el 24 de agosto de 1919, fue muerto a la edad de 20 años, el 9 de septiembre de 1919 a consecuencia de sus heridas.

En su obra “Víctimas del Toreo”, Juan José Zaldívar Ortega, menciona de un novillero “Luis Muñoz”, a secas, lo siguiente: << matador de novillos, nacido en Almería en 1899, falleció en 1919, cuando contaba 20 años de edad. El 24 de agosto de 1919 fue contratado a torear una novillada en su ciudad natal, lidiando ganado de don Manuel Santos, en unión de Saulo Ballesteros (Herrerín chico) y José López Vicente (Iguiño). En el quinto novillo sufrió una cornada en el vientre, a consecuencia de la cual falleció el 9 de septiembre de 1919. Se trasladó cuando era joven a Barcelona, dedicándose allí a los toros, saliendo algunas tardes como tal en la plaza barcelonesa en los inicios de la temporada de 1919 "

Al respecto de este lidiador,  el cronista don Juan José de Bonifaz, en su obra “Víctimas de la Fiesta”  refiere que <<radicado en Barcelona donde gozó de algún crédito, el almeriense Luis Muñoz Caña fue contratado para torear en su patria chica, el 24 de agosto de 1919, ganado de Manuel Santos junto a Saulo Ballesteros (Herrerín chico) y José López (Iguiño). Su segundo enemigo, corrido en quinto lugar, le infirió una cornada en el vientre, a consecuencia de la cual dejaría de existir el siguiente 9 de septiembre del año indicado. "

 

PEDRO CHAUCA (XXXX - 1919)

Solo para efectos ilustrativos

Iglesia en el Distrito de Mala,  Provincia de Cañete, Departamento de Lima, Perú.

En las haciendas de Mala, como Bujama, se criaron los primeros y más famosos toros de lidia en el Perú.

 

Refiere el estudioso cronista peruano Dikey Fernández Vásquez que << Pedro Chauca fue ganadero de reses bravas cuya procedencia eran del famoso hierro nacional "Rinconada de Mala", dehesa vecina a la del referido ganadero. Chauca falleció el 20 de septiembre de 1919 en su fundo "San Antonio" en el distrito de Mala, ubicado a 100 kilómetros al sur de Lima. Su muerte fue a consecuencia de múltiples cornadas que le dio el semental de nombre "Dinamita" el 9 de septiembre de 1919 en el fundo cuando estaba apartando a los becerros de las vacas para destetarlos. "

 

EUSEBIO FUENTES GÓMEZ (1886 - 1919)

Eusebio Fuentes
De la hemeroteca de don Rafael Gómez Lozano (Dientefino)
http://torerosmexicanos.blogspot.mx/

Novillero natural de Torrijos (Toledo) que nació el 26 de septiembre de 1886 y que falleció en Madrid el 29 de septiembre de 1919, al tomar el olivo, haciéndolo el toro tras él y cayéndole encima en el callejón. (Fuente: Crónica de don  Juan José Zaldívar Ortega) 

El 16 de abril de 2014 recibí una amable carta de don Juan Moreno Castro, propietario del Blog Enciclopédico-Taurino en Internet: "Blanco y Oro" donde nos cuenta a manera de enmienda: Este grave accidente de Eusebio, en realidad ocurrió en la Plaza de Bilbao, el 13 de septiembre de 1914, pero según he podido leer en otros documentos fidedignos, no le produjo la muerte, sino una fuerte conmoción cerebral, y la fractura de la tibia y peroné izquierdos. Ciertamente esta cogida de 1914, marca el principio de su decadencia torera. Eusebio Fuentes Gómez, falleció en Madrid de tuberculosis el 29 de septiembre de 1919. De manera que no es correcto considerarlo como una víctima de la fiesta.

ENRIQUE PÉREZ FERRANDO "TORERITO DE VALENCIA " (1892 - 1919)

Velatorio en el hospital

Novillero valenciano corneado el 28 de septiembre de 1919 en la Plaza de Albacete y que fue muerto el 5 de octubre siguiente a consecuencia de sus heridas.

A mayor abundamiento sobre la tragedia,  el cronista Juan José Zaldívar Ortega refiere que fue un <<matador de novillos, nacido en Valencia el 16 de febrero de 1892,  falleció el 5 de octubre de 1919 en el Hospital de Albacete, a consecuencia de la cornada sufrida en el pecho, que le interesó el pulmón, la tarde del 28 de septiembre de 1919, a los 27 años de edad. El citado 28 de septiembre se corrió en la Plaza de Toros de Albacete una novillada con ganado de don Gregorio Campos. Al lancear al segundo novillo, fue cogido, dándole el astado la cornada en el lado izquierdo del pecho, al principio citado, que fue calificada de gravísima. Pasó varios días luchando con la muerte, hasta que el señalado día 5 de octubre dejó de existir. Era hijo del también torero Francisco Pérez (el Naverito) y, como la mayoría de ellos, comenzó a torear en funciones de escasa importancia, actuando por primera vez en la Plaza de Toros de Albacete el 12 de septiembre de 1911, a los veinte años de edad. El 25-de febrero de 1912  trabajó en la Plaza de Toros de Barcelona con novillos de Pobes y Santos, de Zaragoza. En la Plaza de Toros de Valencia trabajó en las novilladas de los días 10 y 24 de marzo de 1912. En la primera alternó con Francisco Vera (Barquerito) y Rafael Garrido (Melchor) en la muerte de reses de don Antonio Pérez, de Sevilla, y en la segunda con Francisco Vera (Barquerito) e Indalecio Soto (Sotillo) con ganado de don José Antonio González. Toreando en la Plaza de Toros de Castellón de la Plaza, el 5 de mayo de 1912, le rebotó el estoque al dar un pinchazo, hiriéndose en el pie izquierdo. En la Plaza de Toros madrileña de Tetuán de las Victorias se presentó el 8 de junio de 1913, con novillos de Pellón, alternando con Manuel Lavín y Fernando de la Venta. Estuvo bastante bien, gustando su labor. Los años siguientes fueron de un tono gris para las aspiraciones de este modesto novillero, que ponía todos los entusiasmos y facultades de que disponía para salir adelante. No logró torear en la Plaza de Toros de Madrid. "

El célebre historiador español, don Juan José de Bonifaz, narra  lo siguiente respecto de esta víctima de la fiesta. << Pese a su relativa veteranía no había alcanzado renombre Enrique Pérez Ferrando (Torerito de Valencia) cuando se le anunció para tomar parte en la novillada a celebrar en Albacete el 28 de septiembre de 1919. En aquella ocasión un astado de la divisa de Gregorio Campos le hirió en el lado izquierdo del pecho, penetrante en la cavidad pulmonar, al adornarse con el capote, grave lesión que no consiguió ser superada, ocurriendo la muerte del espada en el hospital albacetense el 5 de octubre del mencionado año. "

 

EMILIANO ZAPATA SALAZAR (1879 - 1919)

Foto de don Emiliano Zapata Salazar, “El Caudillo del Sur”

Cortesía del Sitio Web:

http://www.taringa.net/posts/info/3908656/Homenaje-a-Emiliano-Zapata-_Equot%3BEl-Caudillo-del-Sur_Equot%3B.html

Líder revolucionario y reformador agrarista mexicano, nacido en Anenecuilco, estado de Morelos. Campesino mestizo, se levantó en armas en defensa de los derechos de su pueblo a las tierras, "La tierra es de quien la trabaja", fue uno de sus lemas;  reclutó un ejército de peones, en buena parte indígenas de los pueblos y las haciendas del Estado de Morelos, y con el grito de guerra "Tierra y Libertad", se unió en 1910 a la Revolución Mexicana de Francisco Ignacio Madero González, cuyo objetivo era derrocar el régimen del General Porfirio Díaz Mori, quien duró 30 años en el poder. Zapata perdió la confianza en un Madero lleno de traidores, quien asumió la presidencia en 1911, y se declaró en su contra, formulando su propio programa de reforma agraria (conocido con el nombre de Plan de Ayala), mediante el que pretendía restituir las tierras arrebatadas a los campesinos por los poderosos hacendados y redistribuir los latifundios y tierras ociosas entre los campesinos. Durante las presidencias del dictador José Victoriano Huerta Márquez  (1913-1914) y del presidente constitucionalista Venustiano Carranza Garza (1914-1920), Zapata siguió manteniendo sus actividades guerrilleras contra sus gobiernos, extendiendo su poder por todo el sur de México. Junto con Francisco (Pancho) Villa, -cuyo nombre de pila era José Doroteo Arango Arambula-, que había aceptado el Plan de Ayala, entró en la ciudad de México en 1914. Al año siguiente, Zapata, sin ambiciones políticas presidencialistas, se retiró a Morelos, a implementar sus ideas y  a  continuar defendiendo sus posiciones frente a las tropas constitucionalistas. El 10 de abril de 1919,  “el Caudillo del Sur” murió asesinado en la Hacienda de Chinameca Morelos,   en una emboscada organizada por un agente de Venustiano Carranza, de nombre Jesús Guajardo, lo que causó una enérgica condena de la opinión pública y de gran parte de los propios sectores constitucionalistas. Zapata ha sido idolatrado por los campesinos y por la gente del pueblo como reformador revolucionario y héroe; su vida ha inspirado innumerables leyendas y corridos populares.

 

Serafín Robles, su secretario particular, afirmaba que en todo el sur «no había otro charro» como don Emiliano Zapata: «... desaparecía como un relámpago... volaba sobre su caballo... era montador de toros, lazador, amansador de caballos y travieso como el que más en charrerías, pues... picaba, ponía banderillas y toreaba a caballo y también a pie». A mediados de 1910 Zapata cumple el destino de su pueblo y toma por la fuerza las tierras de Anenecuilco Morelos. A fin de año siembra de nuevo sus sandías y en una de tantas novilladas sufre una cornada en un muslo. Su pasatiempo favorito fueron siempre las fiestas charras. Zapata se lanzaba al ruedo junto con la cuadrilla, caracoleaba a caballo y hacía quites a pie. En lo primero, el único jefe que lo igualaba era Amador Salazar. En lo segundo, tuvo que admitir alguna vez en Yautepec la superioridad de Juan Silveti.

 

Fuentes:

http://es.wikipedia.org/wiki/Emiliano_Zapata

http://www.biblioteca-tercer-milenio.com/Historia-universal/LASAMERICAS/RevolucionMexicana/2-Zapata.html

http://marting.stormpages.com/zapata.htm

TOMÁS ALBURQUERQUE (NIÑO DE BELÉN) (XXXX - 1919)

olo para efectos ilustrativos
"El Niño de Belén"
http://vivirdelaeucaristia.blogspot.com/2009/12/encarnacion-y-eucaristia.html

El 14 de noviembre de 2011 recibí una carta del cronista Rafael Gómez Lozano (Dientefino), quien me enviaba un recorte electrónico de la revista "6TOROS6" (Número 338, del 19 de diciembre del año 2000) y donde en las "Efemérides de la Semana" de don Fernando García Bravo consigna que: El 21 de diciembre de 1919 es asesinado en una pelea callejera el novillero Tomás Alburquerque "Niño de Belén". La riña se inició en una taberna de Madrid, al negarse a convidar a uno de los que estaban dentro del local.

El 8 de enero de 2017, recibí de Don José Antonio Román Romero, propietario del Blog taurino: De Hombres, Toros y Caballos, dos fotografías de este personaje de la fiesta, obtenidas de su peregrinar por tantas hemerotecas de Dios.


“Niño de Belén”
Cortesía de Don José Antonio Román Romero

FRANCISCO JIMÉNEZ ORTEGA << REBUJINA >> (1862 - 1919)

Francisco Jiménez Ortega "Rebujina"
De la hemeroteca de D. José Antonio Román Romero

Contaba con orgullo José Jiménez Nondedeu “Rebujina” (nacido en Cádiz España en 1909 y fallecido en Valencia Venezuela en 1979, novillero y banderillero gaditano, y eslabón en la larga saga torera de los Jiménez), que él venía siendo sobrino del primer “Rebujina,” el diestro Francisco Jiménez Ortega, nacido en Cádiz el 10 de marzo de 1861, y que recibió la alternativa en San Fernando el 10 de agosto de 1890, de manos de “Lagartijo”, renunciando a ella para después volver a torear de novillero y tomando una segunda en Aranjuez de manos de “Mateíto” el 30 de mayo de 1893, que su tío se retiró del toreo como consecuencia de una grave cornada sufrida en el vientre en Granada, la misma que siete años después le llevó a la tumba.

Fuente:
http://www.gentedecadiz.com/?page_id=229
http://www.gentedecadiz.com/?p=2304


Solo para efectos ilustrativos
José Jiménez Nondedeu “Rebujina”, en la suerte de matar,
En la plaza de toros de Cádiz
http://www.gentedecadiz.com/?page_id=229

De Francisco Jiménez “Rebujina”, refiere don Abel Murillo Adame, el destacado cronista, que << Era de Cádiz, y sus paisanos pusieron en él muchas esperanzas, pronto desvanecidas. Se presentó en Madrid como novillero el 18 de agosto de 1889; el 10 de agosto de 1890 le con concedió “Lagartijo” una alternativa en San Fernando; Volvió a ser novillero, para tomar una segunda alternativa en Aranjuez, de manos de Mateíto, el 30 de mayo de 1893; pero el caso es que no llegó a ninguna parte, acaso porque le cerró el camino el toro Flor de jara al inferirle una cornada muy grave, con fecha 22 de mayo de 1891, en la ciudad de la Alhambra. >>
Fuente:
http://www.historiadeltorero.com/fichas_toreros.php?toreros_id=333

Comenta el distinguido cronista, don Luis Ruiz Quiroz, en sus leídas efemérides que le publican en la página de Internet “Campo Bravo-México” de la ANCT (Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia), que el 21 de octubre de 1894, se inaugura la plaza de toros en Tacubaya y torean Antonio Ortega “El Marinero”, Francisco Jiménez “Rebujina” y Juan José Durán “Pipa” con toros de Atenco.

Citan en la página de Internet “Gente y Habitantes de Cádiz” que en 1871, el domingo 9 de abril, se celebró una corrida de novillos de muerte en la Plaza de Toros de los Campos Elíseos de Cádiz (que operó de 1868 a 1872) para la cuadrilla de niños gaditanos dirigida por el diestro Antonio Jiménez “El Malagueño”. En la cuadrilla, Manuel Díaz Jiménez, nieto de Lavi y Antonio Ortega, que luego sería “El Marinero”, hijo de El Lillo. Estos dos diestros tenían 14 años. Los picadores eran Juan Pérez “El Cubano” de 13 años y José Sánchez “El Granadino” de 12. Los banderilleros, Juan Díaz Jiménez “El Habanero”, nieto de Lavi y Juan Ortega “El Sombrerero” sobrino de El Cuco, ambos de trece años. También eran banderilleros Francisco Jorge “Joaniquín” de 12, Rafael Muñoz “Troni” de 11, Francisco Ortega “Paquiro” sobrino de El Cuco de 10 años, la misma edad que Leonardo Amiama “Lillo”. Igualmente figuraba como banderillero Francisco Jiménez “Rebujina” de nueve años, la misma edad que el puntillero: Ignacio Jorge “Bayoneta”. De manera que con esta cita más o menos se valida el año del natalicio de “Rebujina” faltándome solo precisar el año de su fallecimiento.

El 3 de septiembre de 2014, recibí una amable carta del historiógrafo taurino D. José Antonio Román Romero, propietario del Blog taurino en Internet "De Hombres Toros y Caballos", donde me dice: "Quisiera añadirle a su biografía sobre mi casi paisano Francisco de Paula Jiménez Ortega "Rebujina" (el primer Rebujina) que no murió siete años después de una cogida como afirma su sobrino el también "Rebujina", sino que lo hizo en su ciudad natal en el año 1919 como se desprende de la placa que el ayuntamiento de Cádiz , colocó en la casa donde nació, también indicarle que era de etnia gitana y estaba emparentado por parte materna con los "Gallo" (Gómez Ortega) y con el primer CUCO. En la placa observará que su fecha de nacimiento es la de 16 de Febrero de 1862.


Cortesía de don José Antonio Román Romero
http://g

JOSÉ RODARTE "PEPE RODARTE " (1857 - 1920)

Solo para efectos ilustrativos
“Banderillero”
Obra del pintor, dibujante y grabador mexicano Rafael Sánchez de Icaza

Banderillero mexicano oriundo de San Buenaventura Coahuila, nacido muy posiblemente hacia 1857 en la calle marcada con el No 117 de la Calle Puebla. Fueron sus padres don Luciano Rodarte y doña Felipa R. de Rodarte, familia de escasos recursos económicos.  Su padre don Luciano, que fuera famoso torero, formó parte de la célebre cuadrilla que hizo historia a mediados del siglo pasado a cargo del gran Torero Ponciano Díaz, organizó una cuadrilla con sus 3 hijos mayores: "Cuco" de banderillero, al poco tiempo murió victima del alcohol y enfermedades venéreas, le siguió "Pepe" como banderillero, don Ponciano instruyó y vigiló a los hijos de don Luciano: Rodolfo, empezaba a matar toros y hacia las suertes del Tancredo y el salto de Garrocha y Pedro de Hoyos "Chilpachilla" era el picador. Esta cuadrilla fue la deleitó a los público taurinos del Norte de Coahuila a principios del Siglo, la que se disolvió a la muerte de don Luciano en 1906. Más tarde Rodolfo su hermano se incorporó a la cuadrilla Infantil ("Niños toreros de Aguascalientes") que venía procedente del centro del país ingresando como Matador de toros. Muy pronto Rodolfo su hermano se empezó a destacar como una gran figura en los ruedos de la principales ciudades de la República alternado con los toreros más famosos de su tiempo como; Roberto Montes Fuentes, Cochecito de Bilbao, Rodolfo Gaona y otros muchos hasta recibir la primera alternativa en la ciudad de México de manos del matador Eligio Hernández "El Beño";  la cuadrilla, entre ellos “Pepe”  firmó mas tarde yendo a España toreando en las principales plazas de Madrid, Barcelona, Sevilla, Málaga y otras, alternando con los mejores toreros de Cartel Españoles como Belmonte, Mazantínni y otros muchos. Su popularidad y fama fue tanta, que en 1911 volvieron Rodolfo como espada, y José como banderillero de su cuadrilla  por segunda vez a España, siendo considerado “Pepe” como uno de los mejores banderilleros de su tiempo. Al desempeñar un contrato por 6 corridas repartidas en 3 en Barcelona y 3 en Madrid: ya para terminar la temporada Rodolfo tuvo la mala suerte de perder a su hermano "Pepe" muriendo en las astas de un toro. Su cadáver fue traído a México y sepultado en Aguascalientes en el mausoleo de la familia Rodarte en el Panteón del Carmen. Fuente: Crónica de don Horacio Domínguez Lara/ http://.sanbuena.com

En las efemérides taurinas del afamado historiador Adiel Armando Bolio, precisa que el 6 de agosto de 1915 fallece en Madrid España el banderillero mexicano José Rodarte.
Fuente:
http://suertematador.com/index.php?option=com_content&task=view&id=3304&Itemid=312

El eximio cronista Ángel Villatoro, en su afamada obra: "Antología Taurina Mexicana", refiere que << JOSÉ RODARTE, fue hermano del excelente matador de toros mexicano Rodolfo Rodarte, en cuya cuadrilla figuró como banderillero, no sin que intentara hacerse también matador, lo que probó en Zaragoza (España), en 1915, siendo un fracaso su salida en este orden. No era mal subalterno y con los palos era fácil por los dos lados. Sus andanzas en España dieron comienzo en 1911 hasta 1920, en que murió en el Hospital Provincial de Madrid. Sus restos fueron enviados a México, a expensas de Rodolfo Gaona y Luis Freg.

JOSÉ GÓMEZ ORTEGA " JOSELITO Ó GALLITO" (1895 - 1920)

Famosa fotografía que ilustra a Joselito muerto con su cuñado y también espada Ignacio Sánchez Mejías 

Matador de toros nacido en Gelves, Sevilla, España, el 8 de mayo de 1895, en la huerta de “El Algarrobo”, siendo hijo del torero Fernando Gómez, “Gallo” y hermano menor del también matador  de toros Rafael Gómez,“el Gallo”. Toma su alternativa el 28 de septiembre de 1912 en Sevilla. El toro “Bailador” de la ganadería de la viuda de Ortega (hijo del toro “Canastillo”),  de pelo negro, de escaso tamaño, presencia y trapío, quinto de la tarde, con 290 kilos de peso, el que  siega la vida del mítico “Joselito” en la plaza de toros de Talavera de La Reina (Toledo), la tarde del 16 de mayo de 1920. Refieren las crónicas de la época, que el fatídico bicho queda bronco y burriciego después de la suerte de varas, y se defiende tirando tarascadas. Trabajosos pases de tirón. El maestro, decide cambiarle los terrenos. Cuando se separa unos pasos hay una arrancada descompuesta. José espera tranquilo y mete seguro la muleta para darle salida, pero el toro no le ve, precisamente por su defecto visual, y larga una cornada a ciegas. El pitón penetra en el muslo del torero y cuando su cuerpo está en el aire le tira otra con el pitón contrario que penetra, como una puñalada en la cavidad abdominal. Joselito con palidez de muerte en la cara, no puede ni incorporarse del suelo. “Me ha echao las tripas fuera, Blanquet”, apenas puede pronunciar,  y se desmaya. Ya camino de la enfermería,  con los estertores de la muerte encima dice: “Mascarell, que venga Mascarell”. Joselito padece además del shock traumático, que el corazón le funciona con dificultad. Le atienden los doctores Luque, Ortega y Pajares. ¡Joselito se muere!,  le despojan del vestido de torear grana y oro. Colaboran dos médicos madrileños, Torroba y Pastor. Se suministra al moribundo suero, aceite alcanforado y cafeína, provocando una leve reacción. El herido pronuncia estas palabras: ¡Dejadme que me ahogo! Más inyecciones. La vida se le escapa por el boquete de nueve centímetros. Su cuñado Sánchez Mejías, con quien compartía el cartel ese día,  entra corriendo a la enfermería y contempla el rostro con tintes violáceos y le  toca el triste papel de cerrar los ojos de “Joselito. Las cuadrillas lloran. El sacerdote de la plaza Felipe Vázquez le suministra los santos oleos y “Joselito”  expira a las 7 y 8 minutos de la tarde. El comúnmente aceptado como “el mejor torero de todos los tiempos”, era pura intuición y vocación sin límites. Su técnica perfecta, sus dotes de lidiador, la variedad de su repertorio, el dominio de todas las suertes, le convirtieron en el paradigma del toreo clásico. Por su dominio del toro, en los “mano a mano” con Belmonte siempre le superaba con las reses duras y difíciles, así como en el trasteo de capa. Aquella rivalidad ha sido lo más grandioso en la historia del toreo: “La Edad de Oro del Toreo”, siendo conocido de todos, que aquellos aguerridos lidiadores,  rivales en los ruedos y amigos fuera de ellos, se complementaron en sus artes, aprendiendo el uno del otro con una grande inteligencia y dedicación, que evolucionó para bien de la fiesta, el toreo conocido hasta esos tiempos. Esta muerte conmocionó a toda España. Ha sido uno de los mejores y más completos toreros de todos los tiempos. (Crónica de don Juan José Zaldívar Ortega, de su obra “Víctimas del Toreo”.)


José Gómez Ortega (Gallito)

Don Juan José de Bonifaz Ybarra, el célebre historiador, refiere de este “Califa del Toreo”, que << marchaba alegre José Gómez Ortega (Gallito) a torear aquella corrida en Talavera de la Reina (Toledo), cuya plaza había sido inaugurada hacía años por su padre, a cuyo recuerdo brindaría la muerte de su primer toro. Por otra parte, amén de complacer a los organizadores del festejo, amigos suyos, se apartaba, al menos en una fecha, de la plaza de Madrid, en la que toreó el día 15 y debería repetir el 17, ya que su afición cada vez le exigía más heroicidades. Por todo ello iba contento con su cuadrilla, en la mañana de aquel 16 de mayo de 1920, en el tren rumbo a Talavera, a una corrida de puro trámite en la que alternaría con su cuñado Ignacio Sánchez Mejías en la lidia de seis astados, de la vacada, no asociada, de la viuda de Ortega, de cuyo apellido Corrochano puede aclarar ciertas dudas. El festejo transcurrió sin pena ni gloria, tan solo se lucieron ambos espadas en el tercio de banderillas del cuarto astado, hasta la salida al ruedo del quinto, que haría tristemente popular para siempre su nombre de “Bailador”. Negro de capa, terciado de tamaño, burriciego de condición y certero en la cornada, hirió en el vientre a Joselito en un mínimo instante de distracción empleado en arreglar la muleta, produciéndole la muerte en forma prácticamente instantánea, lo que produjo estupor y congoja en todo el planeta de los toros. El “Rey de los Toreros” había caído, para siempre, una tarde de feria en un pueblo castellano. Todo Madrid lloró durante la estancia de su cadáver en el domicilio del maestro de la calle de Arrieta y toda Sevilla presenció su entierro en el Cementerio de San Fernando, donde ahora velan sus cenizas las figuras de Mariano Benlliure. "

"Blanquet" (al centro de la fotografía), el banderillero de confianza de "Joselito el Gallo" y después de Ignacio Sánchez Mejías, velando el cadáver de "Joselito". Refieren las crónicas de "Blanquet", que cada vez que le llegaba el olor a la cera de los cirios encendidos, ocurría una tragedia. Se dice que ello ocurrió poco antes de que los toros hirieran mortalmente a sus ya citados jefes de cuadrilla, y también poco antes de su propia muerte por infarto.

Tumba de “Joselito” en el Cementerio de San Fernando de Sevilla Majestuoso Mausoleo realizado por el insigne escultor Mariano Benlliure

VIDEOTECA DE TRAGEDIAS TAURINAS
http://www.youtube.com/watch?v=FvjM79CnQjk&feature=related
http://www.youtube.com/watch?v=wFZL6CFt-t4
http://cornadasparatodos.blogspot.mx/2010/05/joselito-el-gallo-90-anos-de-su-muerte.html
El paseíllo de la corrida del 16 de Mayo de 1920, en la que murió José Gómez (Gallito) http://www.reocities.com/TheTropics/1428/historia-plaza-toros.htm

En el Blog español en la Internet, "Notas de la Fiesta", refieren que el 28 de septiembre de 1912 toma la alternativa en Sevilla el diestro José Gómez Ortega "Gallito", después de actuar en tan solo 45 novilladas picadas. Contaba apenas con 17 años, 4 meses y 20 días. El padrino fue su hermano Rafael "el Gallo" y como testigo Antonio Posada. Los toros fueron de don José Moreno Santamaría. "Caballero" se llamó el toro del doctorado, No. 16. Vistió "Gallito" aquella tarde de gris perla y oro.

Cortesía de http://www.museocruzherrera.com

De José, "el Rey de los Toreros", dice el también inconmensurable diestro Juan Belmonte: que tenía frente a los demás toreros mortales una actitud naturalmente altiva como la de un dios joven que lo puede todo. Frente a él yo tomaba simplemente, y si se quiere fatalmente, la apariencia de un humilde mortal que para triunfar ha de realizar un esfuerzo sobrehumano, patético, y era verdad, pura y llanamente verdad, un coro de hadas benéficas quisieron derramar sobre José todas las virtudes y casi ningún defecto, desde el primer momento todo le ha salido a pedir de boca, los ases los tiene en sus manos, cuando sale al ruedo, en él se dan todos los resortes, el poderío del guerra, la elegancia suprema de "Lagartijo", el valor sereno de "Frascuelo", el pellizquito de "Cuchares" cuando estaba inspirado, y la gran sabiduría de "Paquiro"; a los 20 años ya es el maestro más completo que se ha conocido. (Que halago más cumplido para Joselito, viniendo de figura tan admirada.)
Fuente:
http://www.museocruzherrera.com/turismo/museo.patrimonio_cultural/museos/la_linea/toreros_taurino/el_gallo.html